Viales con la vacuna del Covid-19

Llamada de atención urgente: Un estudio desvela el origen del coronavirus

El cambio climático estaría relacionado directamente con el aumento de la población de murciélagos

Con la llegada de 2021 hay una cuestión que se espera que encuentre una resolución después del primer año de la pandemia, es la pregunta sobre la procedencia del virus, una que cuenta con miles de teorías pero ninguna respuesta firme. Aunque, según un estudio de la revista 'Science of the Total Environment' la respuesta podría estar más cerca de lo que parece, y el principal motivo de la aparición del Covid podría ser el cambio climático.

El estudio argumenta que las emisiones mundiales de gases con efecto invernadero durante el último siglo han convertido a China en un lugar de condiciones idóneas para la transmisión de estas enfermedades por murciélagos. Este proceso se explica en que las nuevas condiciones medioambientales proporcionan la aparición de hábitats favorables para la reproducción de estos animales.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Señala también que, el aumento de las temperaturas, una mayor existencia de niveles atmosféricos en el dióxido de carbono, patrones de precipitación irregulares y una mayor incidencia de la radiación solar diseñan un caldo de cultivo idóneo para la aparición de entornos forestales tropicales y bosques caducifolios. Un ecosistema que resulta perfecto para el nacimiento y reproducción de estos mamíferos.

Más murciélagos significan un aumento en la tasa de contagios

La base fundamental en la que se sustenta el estudio es que la cantidad de casos que proliferan en una región está vinculada con el número de especies que existen en una región. De esta forma, y con una mayor profundidad, se atreve a determinar que cuanto mayor es la cuantía de individuos, mayor es el riesgo de que el Covid se transmita en ese área.

El artículo determina que 40 especies de murciélagos se han trasladado a la provincia de Yunnan durante el último siglo. «Comprender como ha cambiado la distribución a nivel global de las especies de murciélagos como resultado del cambio climático puede ser un paso importante para la reconstrucción del origen del brote de Covid» comenta Robert Beyer, investigador del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge.

Parte de este proceso se explica a través de un mapa de la distribución de la vegetación global. A partir de él, los investigadores situaron a las especies de murciélagos por todo el mundo, y así pudieron calcular la cuantía de individuos que existían de cada especie a principios del siglo XX.

A partir de esta información han podido observar la evolución de esta especie. «A medida que el cambio climático alteró los hábitats, las especies abandonaron algunas áreas y se trasladaron a otras, y se llevaron consigo el virus. Esto no solo modificó las regiones donde están presentes los virus, sino que muy probablemente permitió nuevas interacciones entre animales y virus, lo que provocó más virus dañinos se trasmitieran o evolucionaran» comenta el experto.

Propensos a la infección

Hasta un 60% de las enfermedades infecciosas emergentes en todo el mundo son zoonosis, es decir, que se originan y trasmiten por mecanismos de la naturaleza animal y puede llegar al humano. En referencia a este dato, los murciélagos son uno de los principales transmisores entre los mamíferos. 

La población total de esta especie transporta alrededor de 3.000 tipos diferentes de coronavirus, y cada una de ellas se estima que porta 2,7 coronavirus, aunque la mayoría son asintomáticos. Es por ello que un aumento a una escala tan elevada de su población, podría aumentar la probabilidad de que un Covid aparezca para la especie humana. 

«La pandemia de Covid 19 ha causado un daño a nivel social y económico tremendo. Los gobiernos deben aprovechar la oportunidad de reducir los riesgos para la salud de las enfermedades infecciosas tomando medidas decisivas para mitigar el cambio climático» comenta Andrea Manica, profesora del departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge.