Sanitario introduciendo un hisopo a una persona en la boca para hacer un test covid

Un estudio marca la edad en que la posibilidad de coger el covid baja a la mitad

Confirma una de las ideas que defienden muchos expertos

Desde los meses iniciales de la pandemia se ha tratado de dar con las claves que ayudarán a frenar lo antes posible su expansión. Para ello, uno de los puntos importantes era analizar como se comportaba el coronavirus en los sectores de población, y especialmente en aquellos que se podían considerar más vulnerables o con más capacidad de contagio. 

Es por eso que durante mucho tiempo se centró la atención en sobre como podía afectar el virus a los niños y sobre si esto podrían ser un gran foco de contagio una vez volvieran a las clases. Finalmente, el paso del tiempo parece haber demostrado que, aunque algunos pueden tener algunas complicaciones o fallecer, no suelen desarrollar la enfermedad de manera grave y su capacidad para infectar no está por encima de los adultos, como demuestra la actual situación en los colegios. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Pero aunque las cifras parezcan reafirmar este punto, hasta ahora no se había publicado un estudio con datos objetivos que confirmen este punto. Y ahora investigadores de la universidad de Haifa, en Israel, podrían haber demostrado cuál es la susceptibilidad y la infecciosidad de los niños al virus, es decir su capacidad de contagiarse y de contagiar, respectivamente. 

El equipo de científicos encabezado por Itai Dattner se ha basado en unos modelos matemáticos y estadísticos desarrollados y utilizados en su propio país. Se propusieron analizar como era la transmisión de la covid-19 en los hogares teniendo en cuenta los datos de las pruebas de covid en la ciudad de Bnei Brak. 

Y como decíamos, el estudio que han publicado en la revista digital abierta 'PLOS Computational Biology' parece confirmarse lo que ya se intuía por los datos oficiales. Tras un análisis computacional, explican que sobre los menores de 20 años serían la mitad de susceptibles que los mayores de esta edad a infectarse del SARS-CoV-2. Por otro lado, también quedaría demostrada que su capacidad para infectar a los demás es también menor que la de otros sectores de la población, como pueden ser los adultos 

Los resultados a los que llega son concluyentes

Como comentábamos, hasta ahora mucho de los estudios que se hacían sobre niños y covid tenían el foco en la sintomatología que podían desarrollar estos. Se ha analizado con mayor profundidad el hecho que mayoritariamente desarrollen la enfermedad de manera más leve que los adultos y que el número de contagios a edad de temprana era más bajo, pero no había hecho hincapié en su capacidad de transmisión o no había resultados concluyentes. Los científicos israelís si parecen poder demostrar este punto. 

Para ello analizaron las muestras de 673 hogares cuyos miembros se sometieron a una prueba PCR durante el mes de abril de 2020. En algunos casos también se les sometió a una prueba serológica para ver si tenían anticuerpos contra el virus. 

A lo largo de su estudio, fueron ajustando los parámetros de ese modelo matemático para obtener unos datos más fiables. Por un lado, llegaban a la conclusión que aquellos que tienen menos de 20 años son un 43% menos susceptibles a coger el virus que los mayores de 20 años, demostrando que los jóvenes tienen menos posibilidades de contraer el virus. 

Por otro lado, estiman en un 63% la capacidad de infección que tienen los mayores de 20 años y estiman que la capacidad de contagios de los niños y jóvenes es mucho menor a esta cifra. Además, también llegaban a una conclusión poco valorada hasta ahora y es que los niños tienen más posibilidades de dar negativo en una prueba PCR aunque sí que estén infectados, lo que si podría convertirlos en posibles contagiadores silenciosos.