El brote originado en una discoteca de Córdoba pasa a fase de control

Un español engaña a los investigadores y provoca un duro confinamiento en Australia

Su situación en el país dependerá de las conclusiones de la investigación

La ciudad de Adelaida, en Australia, sufre el confinamiento más estricto de todo el país y la culpa es de un ciudadano español. Al parecer, la Policía del Estado de Australia del Sur está investigando ahora las declaraciones falsas de un ciudadano de origen español, cuya identidad no ha trascendido, que mintió a un grupo de rastreadores que intentaba averiguar el origen del brote.

Según recoge el rotativo australiano ‘The Australian’, se trata de un hombre de 36 años y empleado de un hotel, epicentro de un importante brote de coronavirus que fue detectado durante el pasado fin de semana.

El epicentro del brote, un hotel y una pizzería

Las autoridades creían que el hombre había comprado la pizzería en un restaurante de la misma ciudad, pero posteriormente descubrieron que también trabajaba allí como ayudante de cocina, además de ser vigilante de seguridad en un hotel. Esa falta de información hizo que el brote se descontrolara y el primer ministro de Australia del Sur, Steven Marshall, decretara un duro confinamiento de seis días.

Ahora los investigadores intentan detectar dónde se produjo el error y cómo el engaño del español pudo desencadenar los posteriores contagios. Por el momento, Marshall ha decretado el confinamiento más duro en Australia hasta el momento, con la prohibición de hacer ejercicio y pasear a mascotas desde el pasado miércoles.

En declaraciones para medios locales, el subcomisario Peter Hardy asegura que «es importante que la investigación sea minuciosa y justa. Y miraremos qué leyes ha podido romper». Por el momento, y en toda Australia del Sur, se han detectado un total de 553 casos de coronavirus y ha habido un total de 4 fallecidos, cifras muy inferiores a las registradas en Europa pero que, tras el brote del pasado fin de semana, podrían aumentar.

Balance del coronavirus en Australia

El balance total del coronavirus en Australia es de 27.790 casos y 907 fallecidos, Buena parte de esos contagios (20.345) se corresponden al estado de Victoria, la zona más afectada en esta segunda ola de coronavirus. En este sentido, los expertos australianos achacan el aumento de casos en Victoria a los fallos de cuarentena en centros hospitalarios de Melbourne.

Pese a los fallos de cuarentena y a este nuevo caso que está siendo investigado, la ciudad de Melbourne lleva 20 días seguidos sin contagios. Para que se mantenga esta cifra, las autoridades siguen aplicando un confinamiento que ya dura 110 días.

La investigación condicionará la situación del español

Por lo que respecta a este ciudadano español, el comisario de policía Grant Stevens asegura que «lo que ocurra con su situación como ciudadano en Australia estará sujeto a las conclusiones que saquemos en nuestra investigación». Según informa ‘The Australian, un total de 20 agentes trabajan en el caso.

El brote de Adelaida ya ha dejado un total de 26 casos de coronavirus aunque solo uno de los afectados permanece en el hospital. No obstante, hay una lista de 5.400 personas relacionadas que están siendo contactadas y puestas en cuarentena.

La situación sigue bajo control en Australia

Por su parte, el primer ministro Marshall reconoce que los negocios se han visto afectados por este duro confinamiento, pero que el gobierno del estado de Australia del Sur no se está planteando ofrecerles una compensación. Finalmente, el comisario Stevens afirmó en rueda de prensa que el objetivo es que el 1 de diciembre el estado vuelva a la normalidad.

La situación en Australia, no obstante, sigue estando bajo control. Según anunciaron las autoridades a principios de noviembre, se produjo la primera ausencia de transmisión comunitaria nacional desde el 9 de junio. «Gracias a todos aquellos trabajadores sanitarios y del servicio público de salud y, sobre todo, al pueblo australiano», añadió el primer ministro de sanidad australiano, Greg Hunt, en sus redes sociales.


Comentarios