España se plantea limitar las PCR a dos colectivos con la llegada de la gripe

Una situación que inevitablemente derivaría en el descenso de nuevos casos diagnosticados.

Una sanitaria realizando un PCR el 17/08 en Carabanchel
Algunas comunidades como Madrid ya han reducido el número de PCR. | Europa Press

La llegada de la gripe estacional podría traer complicaciones en la gestión de la pandemia. Los expertos sanitarios y científicos ya alertaron desde el inicio del caos sanitario que se podría generar al coincidir en el tiempo ambos virus, más si tenemos en cuenta que ambas enfermedades comparten varios síntomas.

Por esta razón, desde España ya alertan a la Unión Europea (UE) de que el invierno puede conllevar una limitación de las pruebas PCR.

La gripe estacional podría provocar la limitación de las pruebas PCR

Durante esta temporada son habituales los ingresos por infecciones respiratorias, la mayoría relacionadas con la gripe, una situación que requerirá mayor capacidad diagnóstica para descartar posibles casos de coronavirus.

El Ministerio de Sanidad español es bien consciente de este problema al que se enfrenta y ha sido tajante a la hora de advertirlo en las reuniones del Comité de Seguridad Sanitaria de la Comisión Europea.

«La temporada de la gripe supone un desafío para la capacidad diagnóstica frente al coronavirus. España hará los máximos esfuerzos para cubrir [a toda la población], si es necesario empezará a priorizar a los grupos diana más críticos, como sanitarios, mayores...» afirmó Fernando Simón en la reunión del 10 de septiembre. 

De esta forma, ante la posibilidad de una presión hospitalaria muy elevada como consecuencia de la gripe, España se plantea limitar las PCR a los colectivos más vulnerables y expuestos como son los sanitarios y las personas mayores. 

Los consejos de la Unión Europea para garantizar la realización de pruebas PCR

Tras la reunión, el Consejo preparó las recomendaciones de la Comisión Europea aprobadas finalmente una semana más tarde. En ellas se establece como objetivo que los países miembros establezcan estrategias sólidas para garantizar la «detección precoz de las personas potencialmente infectivas».

Según las directrices, para alcanzar este objetivo la población debe tener fácil acceso a las pruebas y promoverse su realización tan pronto como los síntomas aparecen.

En el caso particular de España, la UE critica el protocolo de realización de pruebas PCR asegurando que algunos resultados tardan varios días en conocerse. Sin embargo, también felicita a España por su estrategia de cribados masivos en zonas con elevadas incidencias y reducida extensión como vecindarios, áreas delimitadas o empresas.

A pesar de las recomendaciones de la UE, no ha hecho falta la llegada de la ola de gripe para empezar a disminuir el número de PCR en nuestro país. Una situación que inevitablemente deriva en el descenso de nuevos casos diagnosticados.

De hecho, la Comunidad de Madrid ya ha dejado de hacer estas pruebas a los contactos estrechos de los positivos que no conviven con ellos.


Comentarios

envía el comentario