Un sanitario vacunando a una persona

Tremendo error con la vacuna en Alemania: les inyectan cinco dosis a la vez

De cada vial deben de extraerse cinco dosis destinadas a tratar la vacuna

Uno de los problemas que conlleva el tratamiento de la pandemia a nivel global, es que son muchos los lugares en los que simultáneamente se emplean métodos que hasta el momento no se habían tratado. Cabe recordar que esta situación sanitaria sin precedentes se establece con procedimientos a tiempo real, y en ningún caso ha existido un estudio a largo plazo que determinas posibles consecuencias del virus; mismo hecho que se aplica a sus tratamientos.

En España el proceso de vacunación tuvo su puesta en marcha el día 27 y se prevé que continúe hasta el mes de julio, para alcanzar la cifra del 75% de la población vacunada. En otros países el plan de vacunación ha empezado incluso antes, medida que se ha tomado por la situación crítica que se vive en lugares como Alemania, y sobre todo, por el riesgo de que la situación empeore a causa de la nueva cepa

Son muchas las historias trágicas que ha dejado este episodio de nuestra historia, y la última de la que se hacen eco las portadas internacionales tiene lugar en uno de los lugares más afectados por el coronavirus, una residencia de ancianos. En esta ocasión se produjo una negligencia médica de tal magnitud que el diario 'Spiegel' la recoge en todos sus formatos.

Una equivocación en la dosis para la vacuna

El error —que ha ocurrido en la localidad de Stralsund, al noroeste de Alemania— tiene como afectados a ocho empleados de una residencia de ancianos. Los trabajadores recibieron una dosis cinco veces superior de la vacuna, que a pesar de los efectos debilitados que supone de por sí este tipo de prevención médica, es una situación que compromete primero, la salud de los vacunados, y segundo, la de todos los habitantes del recinto; que trata a personas en situación de riesgo.

La negligencia se produjo porque la vacuna Pfizer, avalada por una eficacia del 95%, viene en viales de los que se deben extraer cinco dosis. Según ha comentado Stefan Kerth, administrador del distrito Vorpommern-Rügen los implicados fueron enviados a casa tras el incidente el pasado domingo. Unos días más tarde, cuatro de los ocho ya han sido ingresados en el hospital en condición de observación, no por su estado, pero sí como medida de prevención. Todos ellos mostraron síntomas similares a los de la gripe.

El regidor que ha mostrado su lamentación públicamente desea «a los afectados que no experimenten efectos secundarios graves». A pesar de ello, él mismo ha querido informar durante este comunicado que según el fabricante Biontech, distribuidor de la vacuna, ya se habían probado dosis mayores en la primera parte del estudio sobre determinados sujetos. El resultado fue positivo, ya que no se han mostrado consecuencias graves ni efectos adversos de carácter permanente.

Biontech da la cara ante el asunto

Una portavoz de la compañía confirmó la declaración del delegado local, y apuntó que en las pruebas se administraron cantidades de hasta 100 miligramos sin consecuencias graves, y que la dosis completa habitual es de alrededor de 30 miligramos.

También aprovechó para resaltar la necesidad de separar el contenido de los viales. «Este es un vial multiuso, cuyo contenido debe diluirse ante de su empleo» menciona la responsable, aunque este proceso no se llevó a cabo durante el inicio de la vacunación de Stralsund.

La vacuna BNT162b2 ha sido desarrollada por la empresa Pfizer junto a la farmacéutica alemana Biontech y se ha empezado a suministrar durante este pasado fin de semana. Como ocurre en nuestro país, aquellas personas con mayor riesgo de ser afectadas por el virus son también las primeras en recibir la medida de prevención.