Un sanitario vacunando a una persona

Los 3 efectos adversos de la vacuna que llega a España en enero

El suero de Moderna no requiere de aparatos específicos para su conservación

El Comité Asesor de la Agencia del Medicamento de Estados Unidos, FDA, ha recomendado que se apruebe la vacuna contra el Covid-19 de la empresa Moderna. Aunque esta recomendación no es vinculante, se considera el visto bueno virtual para que la FDA autorice cuanto antes este fármaco.

Este suero es el primer producto que patenta la biofarmaceútica en sus diez años de existencia y el anuncio llega justo cuando la pandemia provocada por el Covid-19 se encuentra en su peor momento en Estados Unidos. Y es que en el momento que se hizo público el anuncio la base de datos de la Universidad Johns Hopkins recogía 310.000 fallecidos por esta enfermedad contagiosa y alrededor de 17 millones de positivos.

La votación del comité de expertos fue favorable a la autorización de la vacuna por 20 votos y una abstención. Si la FDA la aprueba hoy, podría empezar a distribuirse mañana y a administrarse el próximo lunes. Con ello, la vacuna de Moderna seguiría un calendario bastante similar al del suero de Pfizer y BioNTech la pasada semana.

La ventaja de esta vacuna de Moderna es su fácil conservación, pero tiene la desventaja de que no puede ser administrada a menores de 18 años ni a mujeres embarazadas o que estén en periodo de lactancia.

La empresa de biotecnología con sede en Massachusetts se asoció con científicos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos para desarrollar la vacuna. Los trabajos comenzaron en enero, poco después de que China compartiera el genoma del virus SARS-CoV-2. Desde entonces Moderna ha recibido más de 2.500 millones de dólares del gobierno estadounidense para este proyecto y ha prometido entregar seis millones de dosis en una primera fase.

Reacciones alérgicas

Según un ensayo clínico con 30.400 voluntarios, la vacuna de Moderna tiene un 94,1 por cientp de efectividad en la prevención de covid-19 en comparación con un placebo, con un rendimiento ligeramente mejor en adultos jóvenes que en ancianos.

La FDA no encontró «problemas de seguridad específicos». No obstante, este jueves, Doran Fink, funcionario de la FDA, ha afirmado que la autorización, iría acompañada de una advertencia sobre posibles reacciones alérgicas.

Además, las instalaciones en las que se administran ambas vacunas deberán garantizar tener disponible tratamientos médicos para posibles reacciones alérgicas graves. Esto cobra especial relevancia después de que dos trabajadores de la salud en Alaska y dos en Gran Bretaña tuvieran reacciones de este tipo a la vacuna Pfizer-BioNTech.

Por otro lado, Steven Goodman, un experto de la Universidad de Stanford, criticó los planes de Moderna de vacunar ahora a los participantes de su ensayo que recibieron el placebo, incluso antes de lo que les correspondería por su grupo demográfico.

El motivo es que esto privaría al ensayo de un grupo de control y reduciría la calidad de los datos que podrían extraerse de él, por lo que sentaría un mal precedente para ensayos futuros, según este experto.

Por su parte, el director médico de Moderna, Tal Zaks, defendió la propuesta.«Ninguno de los participantes de nuestro ensayo estaría 'saltándose su turno', porque tenemos suministros para ensayos clínicos y si no se usan caducarían y se desperdiciarían», sentenció.

Efectos adversos

En cuanto a efectos secundarios de esta vacuna, llamada ARNm-1273, los más frecuentes son fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor en las articulaciones y escalofríos. 

No obstante, en los participantes más jóvenes suelen darse más efectos secundarios raros que en los más mayores. Se trata de casos de linfadenopatía, o hinchazón de los ganglios linfáticos, que se dieron en el 1,1 por ciento de los participantes que recibieron la vacuna, frente al 0,6 por ciento de quienes recibieron el placebo.

Por otro lado, el grupo vacunado mostró igualmente más reacciones alérgicas o inflamatorias, pero ninguna fue clasificada como grave.

Hasta ahora, ha habido tres informes de parálisis de Bell, una forma de parálisis facial, en la mayoría de los casos temporal, en el grupo de la vacuna y uno en el del placebo.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio