primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

Dos nuevos coronavirus amenazan con desatar otra pandemia

Los científicos siguen muy de cerca coronavirus caninos y porcinos con capacidad para saltar de los animales a las personas

El coronavirus está a punto de ser historia. Si la vacunación avanza al ritmo deseado y las nuevas variantes pierden capacidad de propagación, podremos volver a la normalidad muy pronto. Pero hay una advertencia de los expertos que sigue vigente: esta puede haber sido la primera de muchas otras pandemias que vendrán en un futuro.

Más allá del Covid-19, los coronavirus representan una amenaza para la humanidad, como lo demuestran dos nuevos patógenos aparecidos últimamente. Por un lado, un coronavirus propio de los perros y hallado en ocho niños hospitalizados con neumonía en Malasia. Otro, un coronavirus que parece haber saltado de los cerdos a las personas.

Estas son ahora las dos grandes preocupaciones de los investigadores. «Creo que cuanto más miremos, más encontraremos que estos coronavirus están saltando a nuevas especies por todas partes», asegura el virólogo estadounidense Stanley Perlman. Esto significa que en los próximos años se dispara el riesgo de que pase lo mismo que con el Covid-19 en China, y que pasen de los animales a las personas.

De momento no existe un vínculo demostrado entre los dos nuevos coronavirus y la afectación humana, ni tampoco evidencia científica de que puedan transmitirse a las personas. Sin embargo, existe la posibilidad de que los patógenos hayan pasado a humanos desde un huésped no humano, y los investigadores temen que los coronavirus puedan acabar adoptando esa capacidad.

El coronavirus canino

A través del virus encontrado en un paciente con neumonía se ha revelado la existencia de dos coronavirus que podrían haber pasado de los perros a las personas. A diferencia del SARS-CoV-2 y otros coronavirus, no existe una evidencia clara de que esta cepa esté mejor adaptada a los seres humanos. Pero hay un dato que preocupa: las infecciones humanas por coronavirus canino puede ocurrir en mayor frecuencia de lo que se pensaba.

Una de las claves sobre la mayor propagación de coronavirus en las personas es la progresiva reducción de las fronteras naturales entre el hombre y las especies salvajes. La deforestación y el cambio climático son una de las grandes amenazas para el futuro, ya que ponen en contacto a los humanos con el medio salvaje aumentando así el riesgo de que los virus salten de los animales a las personas. Los ocho niños malasios infectados con coronavirus de perro vivían en aldeas rurales, expuestos a la selva.

Su ingreso hospitalario entre 2017 y 2018 dio inicio a una investigación que ha permitido aislar y secuenciar el virus. La conclusión es que se trata de un coronavirus canino con la famosa proteína spike, la espiga del virus que se une a los receptores celulares para iniciar una infección. Los análisis muestran que el animal que transmitió el nuevo virus podría haber sido un gato, un cerdo, un perro o algún carnívoro salvaje. 

Hasta ahora se sabía que los coronavirus caninos se mezclan fácilmente con los de felinos y porcinos, pero «lo más sorprendente ahora es que estos virus animales pueden causar enfermedades en una persona». Los científicos dividen los coronavirus en alfa, beta, gamma y delta, y el que ahora se ha secuenciado es el tercer coronavirus alfa detectado en personas. Los otros dos son los responsables de resfriados comunes. 

Otra particularidad del nuevo coronavirus es que se ha detectado solo en niños, y de hecho las primeras investigaciones apuntan a que los adultos tienen cierta inmunidad a la enfermedad. Los coronavirus humanos más peligrosos, como el SARS-CoV-2 y el MERS-CoV, son de tipo beta y afectan de forma especial a los adultos.

El coronavirus porcino

Otra investigación reciente señala la primera evidencia de coronavirus porcino en personas. El origen de la investigación fueron tres niños que presentaron cuadros de fiebre. El virus que almacenaban coincide casi en su totalidad con conocidos coronavirus porcinos. Se trata de un coronavirus delta que ya causó un brote mortal años antes. «Es un virus que infecta a especies tanto de aves como de mamíferos. No hay ningún otro coronavirus que yo sepa que pueda hacer esto», dice uno de los autores del estudio.

Los virólogos no dudan en catalogar este coronavirus como una amenaza pandémica. Los informes advierten del riesgo de las enfermedades animales en la salud pública y la importancia de las vacunas contra el coronavirus para animales domesticados. «Esta investigación muestra claramente que se necesitan más estudios para evaluar preguntas críticas sobre la frecuencia de la transmisión de especies cruzadas de coronavirus y el potencial de propagación de persona a persona».