Público en un acto cultural con mascarilla cumpliendo las medidas de seguridad impuestas

Señalan dónde y cómo se contagian de Coronavirus los españoles

El entorno familiar seguido por los centros socioculturales presentan el mayor riesgo para la ciudadanía

El principio del año 2021 no ha sido por el momento el pacificador que se esperaba en todas las casas españolas. Con una ola de frío que atraviesa de norte a sur la península, aunada a la situación crítica que presentan muchos hogares españoles por el coronavirus, el escenario para la catástrofe parece cuanto menos palpable. 

Si bien la lucha contra la pandemia ha avanzado desde que el pasado 31 de enero se detectara el primer caso en España por Covid, hasta la primera vacunación a finales del mes pasado en nuestro país, las indagaciones y pesquisas por parte de expertos sanitarios siguen llegando a las portadas de actualidad internacional.

Desde que aquel principio de año un turista alemán pusiera su pie en la isla de La Gomera, la pandemia se extendió por todo el país a una velocidad increíble. Obviamente no se trató del único foco, pero las medidas comenzaron a asolar los hábitos de la población, mutándolos a un nivel que nadie podía imaginar en un principio. 

El inicio del confinamiento

La fecha del desastre fue el 15 de marzo a través de un confinamiento general, que se extendería hasta dos meses más tarde. La situación durante la temporada estival mantuvo la tranquilidad, aunque a principios del mes de agosto comenzó a mascarse la tragedia, sobre todo por la vinculación de pruebas PCR que se comenzaron a estandarizar.

España se sitúa en la actualidad en la barrera de los dos millones de infectados, con un número de fallecidos que prácticamente alcanza los 50 mil. De los pacientes registrados el 56,2% ha presentado algún tipo de sintomatología, según la Red Española de Vigilancia Epidemiológica, RENAVE

El 87,5% de los diagnósticos se ha producido a través de las PCR, por un 12,3% que dio positivo a través de los tests de antígenos. Pero uno de los motivos que más llama la atención, y sobre el cual reside el foco, es que estrato de la población tiene el mayor número de contagios.

Jóvenes y mujeres

Según un comunicado de RENAVE la mayoría de contagios se registra en el grupo que va entre 15 a 59 años, suponen un 67% del total, siendo el de 15 a 29 años el más representado en un estudio pormenorizado. A pesar de ellos, son los más ancianos de nuestra ciudadanía quienes ocupan el mayor porcentaje de hospitalizaciones y defunciones, que en las últimas jornadas han aumentado en un 28,7% y un 12,2% respectivamente.

Otra estadística dictamina que los contagios son más frecuentes en mujeres, que representan un 52,5% de la muestra, con una edad media de 41 años. Este mismo grupo ocupa la mayor representación de la muestra total, junto a hombres de 15 a 39 años y mayores de 89 años. 

El motivo de los contagios aparece representado por dos grandes grupos, el primero es el de aquellos que desconocía mantener un contacto directo con un positivo, que es el 35,2% de los pacientes. El segundo, que tiene una representación del 41,8% aseguró no saber dónde se había contagiado. 

Si existe un dato revelador a la hora de exponer los casos en España, y es que el ámbito familiar es el de mayor riesgo de contagio, con un 33,3% de los positivos. Claro está, dentro de aquellos que reconocen el lugar donde han podido contagiarse del virus. 

Los casos que le siguen en este informe sitúan un 5,9% de los afectados en el entorno laboral, un 4,2% en los centros sociosanitarios, un 2,1% en los centros sanitarios —uno de los argumentos por los que el personal de estos lugares tiene prioridad en el proceso de vacunación—, y un 1,8% en escuelas, institutos u otros centros para la formación académica.