Imagen de unos botones de ascensor

La doctora Inmaculada Flórez advierte a los españoles: 'Es un gran error'

El riesgo de contagiarse incrementa de forma notable y por ello la doctora advierte de que no debemos hacerlo

Aunque la obligatoriedad de la mascarilla se ha impuesto de forma notable entre la población, siempre hay quien aprovecha cualquier descuido para quitársela si considera que se encuentra solo. Esto es muy común, por ejemplo, en los ascensores. Este elemento presente en muchos de los edificios que visitamos y que solemos usar con frecuencia, se convierte en un lugar íntimo donde desprenderse de la mascarilla si viajamos solos.

Sin embargo, este gesto no está exento de riesgo y podría suponer un grave error. Teniendo en cuenta de que se trata de un cubículo cerrado con poca posibilidad de ventilación, resulta lógico no ser recomendable quitarse la mascarilla. Así lo aconseja y advierte la doctora Inmaculada Flórez Álvarez mediante un mensaje en su cuenta de Twitter.

«MASCARILLA!!!!!!!TAMBIÉN DENTRO DEL ASCENSOR SI SUBES SOLO! LOS ASCENSORES DE LA MAYORÍA DE LAS CASAS QUEDAN CON LAS PUERTAS cerradas y no se pueden VENTILAR» advertía la doctora aconsejando no quitarnos la mascarilla en el ascensor incluso si subimos solos.

Además Inmaculada aprovecha su mensaje para hacerse eco de otro publicado por el doctor Miguel Marcos donde hace referencia al «inóculo viral o cantidad de virus que se inhala como factor de relevancia para la gravedad de la infección por SARS-CoV-2. Aparentemente, cuanto menos inóculo, mayor probabilidad de ser asintomático o enfermedad leve. ¿Y qué reduce el inóculo? No sorprende, la mascarilla».

De la misma opinión que la doctora Flórez, es el especialista en la polución de los edificios,  Richard Corsi, quien asegura que las personas pueden contagiarse dentro de los ascensores en cuestión de segundos sin que en ellos entre en juego el contacto directo con otra persona. Teniendo en cuenta que estar al aire libre es una de las claves para evitar el contagio, resulta evidente que los ascensores, cubículos cerrados con gran trasiego de personas donde su ventilación en prácticamente imposible, resulten potencialmente peligrosos frente al contagio.

Por ello resulta llamativo que no hayan habido medidas concretas para evitar contagiarse en un ascensor. Solo el informe del British Columbia de Canadá, aconseja establecer una distancia de 2 metros y avisos sobre el número  máximo de personas permitidas.


Comentarios