Las Palmas de Gran Canaria ya supera a la Comunidad de Madrid en incidencia acumulada de Covid-19

Un solo movimiento reduce a una décima parte las opciones de coger el Covid-19

Cómo reducir las posibilidades de contagio, según este estudio de la Universidad Johns Hopkins

Estos últimos meses, todos nos hemos preguntado alguna vez si hay una manera de evitar el Covid-19 o, al menos, reducir su contagio. Y, hasta día de hoy, no se había encontrado ninguna respuesta.

Ahora, gracias a un estudio de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, publicado en ‘Clinical Infectious Diseases’, se ha descubierto que aquellos que practican un distanciamiento social estricto al aire libre tienen una décima parte de probabilidad de dar positivo en Covid-19.

Por el contrario, y tal como informa el diario ABC, usar el transporte público se asocia con una probabilidad cuatro veces mayor de dar positivo en coronavirus SARS-CoV-2, de acuerdo con el mismo informe.

Para este análisis, los investigadores encuestaron a más de mil personas en el estado de Maryland, a las que preguntaron por sus prácticas de distanciamiento social, uso del transporte público, historial de infección por SARS-CoV-2 y otros comportamientos relevantes para el Covid-19. 

«Nuestros hallazgos apoyan la idea de que si vas a salir, debes practicar el distanciamiento social en la medida de lo posible porque parece estar fuertemente asociado con una menor probabilidad de infectarte», explica uno de los autores principales del estudio Sunil Solomon, profesor asociado en el Departamento de Epidemiología de la Escuela Bloomberg y profesor asociado de Medicina de la Escuela Johns Hopkins. 

Los investigadores preguntaron a los participantes sobre sus salidas de casa, el uso de mascarillas, distanciamiento social y prácticas relacionadas, y si habían recibido un diagnóstico de positivo en Covid-19 en algún momento. 

Los resultados indicaron que 55 de los 1.030 participantes habían dado positivo en infección por SARS-CoV-2 en algún momento, mientras que 18 aseguraron haber dado positivo en las dos semanas anteriores a ser encuestados.

Los investigadores encontraron, tras evaluar todas las variables, que pasar más tiempo en lugares públicos estaba fuertemente asociado con tener antecedentes de infección por SARS-CoV-2. Asimismo, tener Covid-19 fue 16 veces más común entre los que aseguraron haber visitado un lugar de culto tres o más veces en las dos semanas anteriores.

Por el contrario, aquellos que aseguraron practicar el distanciamiento social al aire libre siempre tenían solo un 10 por ciento de probabilidades de tener un historial de SARS-CoV-2, frente a aquellos que nunca lo mantienen.

La conclusión de este estudio y sus propios resultados apoyan el mensaje de salud pública sobre que el uso de mascarillas, el distanciamiento social y la limitación de salidas, siempre que sea posible, reducen la transmisión de nuestro nuevo enemigo: el SARS-CoV-2.


Comentarios