La alerta de un médico gallego que deben leer madres y padres de España

'Hay madres que se niegan a hacer la PCR a sus hijos', confiesa Diego Porta

Madre abrazando a su hijo
«Hay madres que se niegan a hacer la PCR a sus hijos», confiesa el médico Diego Porta | iStock

El doctor gallego Diego Porta Gude, médico residente de medicina familiar y comunitaria en Galicia, ha explicado en la web 'Nius' el miedo que tienen algunas madres en hacer una PCR a sus hijos. «Otra vez más. Un niño de 18 meses con fiebre de 38 y medio o 39 desde hace un día, tiene tos y duerme mal. La madre no quiere hacerle la prueba PCR. Después de hablar 20 minutos con ella, tuve que decirla que si se negaba tendría que avisar a un juez. Esto es de locos», confiesa Porta Gude.

La madre decía que esa fiebre aparecía porque al niño le estaban saliendo los dientes. «Es posible, yo no digo que no, pero es imprescindible hacer la PCR a una personas con síntomas. No solo por el paciente sino por todos los contactos estrechos a los que puede contagiar. Es nuestro deber y nuestra responsabilidad que esto se sepa», señala Porta.

Si se niega a hacerse la PCR las multas van desde los 3.000 euros a 600.000

Finalmente, la madre dio el 'ok' para hacerle la prueba al pequeño. «Este jueves comprobaré si la ha realizado o no, ya que hay un periodo de máximo 48 horas para ver si está el resultado de la prueba. Si no es así, entonces sí tendré que avisar al juzgado de guardia y se podría enfrentar a multa de a partir de 3.000 euros».  

Si al negarse a hacer la prueba y no aislar al paciente con síntomas se contagia a alguien, la multa puede llegar como mínimo a los 3.000 euros. Pero puede ir mucho más allá, ya que si se considera infracción muy grave porque se contagia a muchas personas, podríamos enfrentarnos a multas de entre 60.000 y 600.000 euros.

Diego Porta confiesa que ya ha vivido varios casos en sólo mes y medio

En el mes y medio que llevamos desde la vuelta a las aulas, Porta se ha encontrado con algunas madres que se negaban a hacerles las PCR a sus hijos aunque presentaran ciertos síntomas. «Y mi supervisora se ha encontrado con otros tantos», asegura. 

La primera llamada fue a primeros de septiembre y se trataba de un niño de cuatro años con fiebre y diarrea. «Me pasó lo mismo. La madre se negaba a hacerle la prueba defendiendo que es una prueba dolorosa e invasiva y que a su hijo no se la iba a hacer». Finalmente, Porta acabó convenciendo a la madre, pero siempre con la amenaza de llamar al juez. En este caso el niño dio negativo en la PCR realizada.

El PCR se hace con un cepillo corto para tratar de causar la menor molestia posible al menor

En otro caso, el médico se encontró con un niño de ocho años con fiebre constante y dificultades para respirar. La madre afirmaba que le daba miedo que a su hijo le metieran un palo por la nariz y que resultaría muy doloroso. «Esto es una cosa de todos. No sirve con dejar al niño en casa diez días, si tiene síntomas hay que hacerle la prueba».

«Es imposible que un paciente que no tenga genoma (ARN) del virus en la mucosa nasal de positivo, salvo que se contamine la muestra. La probabilidad de dar positivo si no estas contagiado es inferior al 1% según varios estudios», explica. El doctor sostiene que la PCR pediátrica no se hace con «un palo largo, se hace con un cepillo corto» para tratar de causar el menor dolor posible al menor. 


Comentarios

envía el comentario