Dos sanitarias poniendo dosis de vacuna contra el covid en jeringuillas

Detectan un problema de salud a jóvenes que acaban de recibir la vacuna

Se registran varios casos de miocarditis en población de adolescentes y jóvenes mientras los contagios y la presión hospitalaria siguen a la baja

Nuevo batacazo para la comunidad científica en plena pandemia de la covid-19 tras sacar a la luz un estudio de las autoridades sanitarias de Estados Unidos en el que se han detectado varios casos de problemas cardíacos en población adolescentes y jóvenes una vez han recibido la vacuna contra el coronavirus.

Lo cierto es que algo más de un año después del inicio de una de las peores pesadillas, los contagios y la presión hospitalaria continúan disminuyendo dos semanas después del fin del estado de alarma.

Por su parte, el mismo estudio del Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) ha explicado que los casos son «muy raros» y que por el momento no se especifica el número exacto de personas afectadas. Pese a ello se continúa estudiando la situación y se está confirmando la relación de los mismos con la inoculación de las dosis.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Una nueva incógnita que ha hecho saltar todas las alarmas, ya que el desencadenante de estos adolescentes y jóvenes tras la vacunación, es miocarditis, una inflación del músculo cardíaco, que puede aparecer tras pasar ciertas infecciones.

La segunda dosis de la vacuna contra el covid

Los casos de esta sintomatología en el músculo del corazón se han presentado más en mujeres que en hombres, especialmente dentro del rango de tiempo de los cuatro días siguientes a la segunda dosis. Aunque la mayor parte de ellos son leves.

La ratio de casos de miocarditis en los pacientes vacunados no es muy distinta a la de los niveles normales, tal y como explica el CDC. Así mismo, profesionales médicos consultados por el New York Times también se refieren a que probablemente no exista una relación sólida con la inoculación de las vacunas y que son casos que se han visto relacionados en estos momentos en los que la vacunación ha comenzado a ser masiva.

Todavía esta circunstancia no está demostrada, pero desde el organismo se ha precisado a que en las consultas se vigilen los posibles problemas cardíacos en jóvenes una vez reciben el tratamiento.

Pfizer estudia inyectar la tercera dosis de la vacuna contra la Covid

Mientras tanto, la farmacéutica Pfizer ha comenzado sus estudios para valorar la efectividad a la hora de inocular la vacuna contra el neumococo junto con una tercera dosis del suero desarrollado contra la Covid. El objetivo no es otro que el que esta mezcla sirva como refuerzo.

Por otro lado, un total de 3.000 pacientes vacunados en Reino Unido son los que han probado a inocular la dosis con AstraZeneca y Pfizer en una tercera vacuna de siete compañías diferentes. Fuentes cercanas han afirmado que el estudio contará con la participación de 600 personas mayores de 65 años que ya hayan sido completamente inmunizados contra el coronavirus. Es decir, las personas que ya hayan recibido las dos dosis de la farmacéutica de Pfizer.

De esta manera y para estudiar la evolución, se hará un seguimiento constante de la evolución de todas las personas voluntarias a lo largo de los seis meses posteriores a la vacunación de las vacunas. Ya comenzado el ensayo, el mismo cuenta con 600 adultos vacunados con la segunda dosis de Pfizer hace seis meses y se les asignará de manera aleatoria un grupo.

A uno de los grupos se le administrará la vacuna antineumocócica conjugada 20-valente (20vPnC) con una tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19 desarrollada por Pfizer-BioNTech.

De igual forma, también habrá otro segundo grupo de voluntarios al que se le inyectará el suero antineumocócico junto a un placebo. Y un tercero cuyos voluntarios solamente recibirán una tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19 más un placebo.