primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

Detectan dos nuevas cepas de coronavirus diferentes y aún más contagiosas

La hipótesis principal es que el coronavirus se encuentra en nueva fase de mutación y la OMS se reunirá hoy de urgencia

En plena tercera ola y con una preocupación creciente por la aparición de nuevas variantes de coronavirus, llega la peor de las noticias. Las autoridades han detectado dos nuevas cepas en Estados Unidos, diferentes a las de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, y aún más contagiosas. La situación pone en serio riesgo los sistemas para luchar contra el coronavirus.

Los investigadores americanos han llegado a la conclusión de que las secuencias analizadas en ese país los últimos días corresponden a nuevas variantes de coronavirus, diferentes a las que habían aparecido hasta hoy, y con un potencial contagioso más elevado.

La primera de las cepas aparecidas en Estados Unidos presenta una mutación similar a la que surgió en el Reino Unido. La otra, sin embargo, es una variante que no se había visto hasta la fecha y que se ha convertido en dominante en Columbus, capital de Ohio, en tan solo unas semanas. Esta es la que más preocupa ahora mismo a las autoridades.

Uno de los responsables de la investigación que ha dado a conocer estas nuevas variantes es Dan Jones, profesor de patología de la Universidad de Ohio State. «La cepa de Columbus tiene la base genética de casos similares que hemos estudiado, pero presenta tres mutaciones que significarían una evolución muy importante», explica.

El experto cuenta que esta nueva variante aumenta la capacidad de transmisión del virus en comparación con sus predecesoras. Por eso advierte que las medidas tomadas hasta ahora para restringir los desplazamientos y cortar los contactos sociales no van a ser suficientes para prevenir la extensión de la nueva cepa de coronavirus.

Las dos nuevas variantes se han originado dentro de Estados Unidos y no han sido importadas desde otros países desde el mes de marzo, cuando comenzaron a secuenciar el virus. A partir de entonces hasta ahora se ha hecho un gran esfuerzo para detectar nuevas mutaciones, algo que se ha acelerado en las últimas semanas ante la aparición de nuevas variantes.

Nuevas variantes en poco tiempo

La primera saltó a finales de noviembre, cuando las autoridades británicas anunciaron la aparición de una nueva mutación del coronavirus, con un mayor potencial contagioso. A pesar del escepticismo inicial, se demostró que realmente esa nueva variante es en torno a un 70% más infecciosa, y se sospecha que está detrás de la tercera ola que mantiene al país sumido en el caos y, probablemente, en nuevas oleadas de contagios en otros países como España.

Casi al mismo tiempo apareció una nueva cepa en Sudáfrica, menos extendida pero también con una mayor capacidad de contagio que las variantes anteriores. Y hace pocos días, las autoridades japonesas informaron de la detección de una nueva variante en cuatro viajeros procedentes de Brasil. Este último caso sigue en estudio para valorar su alcance.

Preocupación por cómo afectará a las vacunas 

También sigue en curso la investigación sobre las nuevas cepas de Estados Unidos, pero las primeras hipótesis apuntan a que el coronavirus se encuentra en plena fase de mutación y eso preocupa a la comunidad científica. Los expertos creen que el SARS-CoV-2 puede estar cambiando su composición genética, algo que podría complicar por ejemplo la eficacia de las vacunas a medio y largo plazo. La investigación está siendo revisada y aún es pronto para determinar el grado de infecciosidad de las nuevas cepas.

El tema de las vacunas preocupa especialmente. Los autores de la investigación avanzan que aún es muy pronto para saber si las vacunas que ya se están administrando, la de Pfizer y Moderna, serán efectivas contra estas variantes, pero añaden que en Estados Unidos se están suministrado dosis a la población de riesgo desde el mes de diciembre.

Reunión de urgencia en la OMS

La aparición de las nuevas cepas fue vaticinada a principios de enero por el grupo de trabajo de la Casa Blanca, que sospechaba de la existencia de una variante americana por el rápido aumento de los casos. En Estados Unidos hay entre 200.000 y 300.000 nuevos casos cada día, y más de 4.000 muertes diarias.

Ante la aparición de las nuevas cepas en pocos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunirá hoy de urgencia. Las autoridades sanitarias se muestran muy preocupadas por lo que está pasando estos días con el coronavirus, y también por el rápido aumento de contagios y muertes en todo el mundo. Por eso ha adelantado dos semanas la reunión del comité de expertos, ya que ve necesario tener un «debate urgente» para abordar la situación.