primer plano de unas manos con guantes de látex manipulando una prueba pcr

Detectan en España un caso de un peligroso virus causado por una garrapata

Ya el verano pasado enfermaron varias personas

Aunque ahora mismo todas las preocupaciones  estén centradas en el coronavirus, siguen existiendo otros virus que siguen manteniendo en alerta a las autoridades sanitarias. En las últimas horas, se ha confirmado en España un caso de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (F.H.C.C.), una enfermedad producida por un virus que se transmite a través de las garrapatas. Este además de la propia fiebre, puede generar malestar, dolores o síntomas gastrointestinales, pero en casos graves puede llevar a un ingreso por problemas neurológicos y causar la muerte. 

Ha sido en Castilla y León donde se ha detectado este nuevo caso de esta enfermedad, según informaba la Junta a través de la Dirección General de Salud Pública y su Servicio de Epidemiología. El enfermo habría sido un ganadero que se habría contagiado en la provincia de Salamanca. Solo en esta provincia el año pasado se detectaron otros dos casos en junio y agosto, este último resultando en el fallecimiento de un hombre de 69 años. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

En principio, como decíamos, la principal fuente de transmisión de este virus y por lo tanto de esta enfermedad es a través de la picadura de una garrapata del género 'Hyalomma'. Eso sí, se pueden producir contagios entre personas sea a través de la sangre o de otros fluidos. Estos en muchas ocasiones les suele ocurrir a los sanitarios que atienden a estos enfermos por no llevar la protección adecuada. 

El varón salmantino de 59 años con F.H.C.C tenía más posibilidades de coger esta enfermedad debido a su profesión, pues mantiene el contacto con animales y es más probable que haya sufrido una picadura de garrapata. Tras detectarle algunos síntomas compatibles, y viendo los precedentes del año pasado en la zona, sus muestras fueron llevadas al Instituto Carlos III (ISCIII) que confirmó el diagnóstico. 

Fue aislado en el hospital, pero ya ha recibido el alta

El hombre tuvo que ser hospitalizado debido a esta enfermedad, aunque su vida no corrió peligro en ningún momento y ya ha recibido el alta del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. Durante estos días ha estado ingresado en el Servicio de Enfermedades Infecciosas, concretamente en una habitación donde se llevaron unos estrictos protocolos de aislamiento que marcan en este tipo de infecciones. 

A su vez, en cuanto se supo de este posible caso sospechoso, Salud Pública puso en marcha los procedimientos de actuación y coordinación entre las autoridades sanitarias del Ministerio de Sanidad y de la Comunidad autónoma de Castilla y León. Las muestras de sangre del paciente fueron enviadas al Centro Nacional de Microbiología, dependiente del ISCIII. 

También se identificaron a todas aquellas personas que pudieron haber estado en contacto con el infectado. En su caso se les comunicaron unos protocolos habituales de control, pidiéndoles que tomaran su temperatura de manera periódica y que comunicarán cualquier cambio en su estado de salud. 

Cómo evitar la picadura de la garrapata

Explicábamos que los casos de esta enfermedad ya no se tratan de casos importados y que ya existe transmisión dentro de nuestro país. Es por eso que ante esta situación las autoridades sanitarias recuerdan como evitar sufrir la picadura de una garrapata, principal causa demostrada para coger la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. 

Las indicaciones básicas que se nos dan es para aquellas personas que disfrutan de un paseo por el campo o la montaña. Las autoridades recuerdan que es necesario llevar una ropa y un calzado adecuado, sobre todo si puede haber presencia de animales. Es recomendables transitar por caminos, evitando ciertas plantas donde también pueda estar el insecto, y utilizar repelentes para las personas pero también para los animales de compañía. Si vemos que una garrapata se ha fijado a nuestra piel, hay que retirarla de manera adecuada y lo más rápido posible, aunque es preferible que lo haga un sanitario.