ee

Roban información de la vacuna española contra el Covid y señalan el país culpable

Durante los últimos meses se han producido varios ciberataques rusos y chinos para robar información sobre la vacuna

El proyecto de investigación español para lograr una vacuna habría sufrido un ciberataque de hackers chinos para robar información. Eso es lo que afirman fuentes citadas por el diario El País, según el cual España ha sido objeto de uno de los muchos ataques informáticos que están sufriendo los países que trabajan en la vacuna del Coronavirus.

La mayoría de estos ataques proceden de hackers chinos y rusos y, según las fuentes, detrás del robo de información sobre la vacuna española estaría China. Lo que no han detallado es la importancia ni el carácter de la información sustraída. 

Sin embargo, los responsables del proyecto aseguran que no les consta la sustracción de datos a través de un ciberataque. Según las informaciones, el CSIC afirma que no ha habido ningún robo en sus centros de Biotecnología e Investigaciones Biológicas, mientras que el Hospital Clínic desconoce que haya habido una intrusión en los ordenadores que almacenan los resultados de la vacuna con material genético del nuevo coronavirus.

Tampoco en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), ni en la Universidad de Santiago de Compostela, que también participan en el proyecto, tienen noticia de una intrusión de hackers en sus sistemas informáticos.

Sin embargo, la noticia no es nada descabellada teniendo en cuenta que incluso Estados Unidos, uno de los países más protegidos frente a ciberataques, sufrió una intrusión en sus centros de investigación de la vacuna durante el pico de la pandemia en abril. Poco después, Washington acusó a China de hackear las investigaciones de la vacuna.

Ataques rusos y chinos

Durante estos meses las denuncias a Rusia y China por este tipo de robos cibernéticos no han hecho más que crecer. En julio fueron Reino Unido y Canadá quienes denunciaron el robo de información relacionada con el desarrollo y las pruebas de vacunas para Covid-19 y acusaron directamente a piratas informáticos vinculados con los servicios secretos rusos.

Hace poco fue el gobierno de los Estados Unidos quien nuevamente advirtió del robo de datos de la vacuna contra el Covid-19. Según la administración norteamericana, hackers chinos entraron en los sistemas informáticos de empresas de once países, entre ellos España, Alemania y Corea del Sur, para hacerse con esta información. 

En este caso incluso se llegó a revelar la identidad de los piratas informáticos. Se trata de Li Xiaoyu, de 34 años, y Dong Jiazhi, de 33 años, ambos residentes en China. Fueron acusados de varios cargos criminales en el tribunal del estado de Washington.

Este tipo de prácticas se producen en el marco de la competencia feroz entre las principales potencias mundiales por llegar primero a la vacuna del Coronavirus. Estados Unidos, Rusia y China, además de otros países europeos como Reino Unido y España, están invirtiendo más dinero que nunca en la investigación científica para alcanzar este objetivo.


Comentarios