primer plano de unas manos con guantes de látex manipulando una prueba pcr

Covid viernes: España supera los 10.000 casos por 1ª vez desde febrero

La incidencia sigue subiendo y ya se superan los 180 casos

El Ministerio de Sanidad ha actualizado su informe de incidencia del coronavirus con los datos de este viernes, 9 de abril, que ya han sido publicados en la página web oficial. 

Este viernes se han sumado 10.875 nuevos casos de Covid-19, la mayor cifra diaria desde el 19 de febrero sin tener en cuenta los balances de los fines de semana, sumando un total de 3.347.512 casos desde el inicio de la pandemia. De todos los casos nuevos añadidos hoy, 5.397 se han diagnosticado en las últimas 24 horas, cifra casi idéntica a la de ayer.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Por comunidades, Cataluña (2.626) es quien suma más nuevos casos, seguida de Madrid (2.431), Andalucía (2.173), el País Vasco (783) y Castilla y León (435).

La incidencia acumulada sigue subiendo puntos y empieza a acercarse peligrosamente a la barrera de los 200. Este viernes, la incidencia sube de 174,52 casos a 182,09 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, mientras que la incidencia a una semana sube de 79,69 hasta los 90,79 casos, una fuerte subida que hace temer lo peor de cara a los próximos días.

Por comunidades, la situación sigue complicada en Melilla (494) y Ceuta (464), mientras que Navarra (394) y Madrid (324) siguen al alza y el País Vasco (295) está cerca de superar los 300 casos. La Comunidad Valenciana (34), Baleares (65), Murcia (68) y Galicia (70) siguen en mejor situación.

La cifra de fallecidos de este viernes es de 149, con lo que el total de toda la pandemia asciende ya hasta los 76.328. De todos ellos, 309 han fallecido en los últimos siete días, la mayoría en Madrid (76) y Andalucía (38).

¿Qué pasará con el estado de alarma?

Ante el avance de la cuarta ola de coronavirus en nuestro país, que lleva semanas subiendo en la mayoría de sus indicadores epidemiológicos aunque de momento ha sido de forma lenta y gradual, la pregunta que muchos se hacen es qué pasará con el estado de alarma.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que el Ejecutivo no tiene previsto prorrogar su duración más allá del 9 de mayo, que es el día que caerá su vigencia según se aprobó el pasado mes de octubre.

En la práctica, esto significa que las comunidades autónomas no van a poder tomar todas las restricciones que han aprobado hasta ahora, por lo menos no sin la validación por parte de un tribunal, normalmente el Tribunal Superior de Justicia de cada comunidad autónoma. 

Como ya ocurrió el verano pasado, y hasta bien entrado octubre, las autonomías decidían qué medidas debían tomar amparándose en la Ley de Salud Pública, pero era un juez quien debía ratificarlas para que se pudiesen aplicar a la población.

En más de una ocasión, unas comunidades pudieron aplicar unas restricciones que en otras regiones eran rechazadas, lo que provocó gran confusión entre los ciudadanos y entre los propios políticos, al entender que no se estaba usando la misma vara de medir para todos. 

Este hecho, sumado al aumento de casos de la segunda ola, propició que el Gobierno volviese a decretar un estado de alarma más largo que amparase las decisiones de las administraciones autonómicas sin necesitar que un juez las autorizase, pero esto se acabará en un mes.

Si la cuarta ola se dispara como pasó con la tercera, parece evidente pensar que Pedro Sánchez tendrá que echarse para atrás y acabar pidiendo la prórroga del Estado de Alarma, a petición de las comunidades autónomas, en el Congreso. 

El problema que se plantea es qué pasará si la cuarta ola no termina de despegar, pero tampoco se doblega. El toque de queda dejará de ser una realidad, y algunas restricciones que ahora están vigentes podrían no ser autorizadas por los jueces, por lo que será complicado doblegar de nuevo la curva.