Sanitario en un laboratorio realizando pruebas

Covid jueves: Se frena el descenso de la tercera ola, y ya sube en una comunidad

Cataluña ha vivido un tímido repunte de la incidencia acumulada

Los datos de la tercera ola de Covid-19 siguen dando esperanzas en España, al confirmarse un día más que los casos van a la baja, y con ellos, la incidencia acumulada y la saturación de los hospitales.

El nuevo informe de Sanidad publicado este jueves, 25 de febrero, ha añadido 9.568 nuevos casos de coronavirus al total, que asciende a 3.180.212 casos confirmados con una prueba diagnóstica desde el inicio de la pandemia, aunque es algo asumido por todos que los datos reales serán mucho mayores, a causa de la cantidad de personas asintomáticas que han padecido la enfermedad sin saberlo. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Por regiones, Cataluña es quien suma más nuevos casos, con 3.519, seguida de Madrid, con 1.856; Andalucía, con 1.268; y la Comunidad Valenciana, con 612.

La incidencia acumulada sigue bajando en el conjunto de España, aunque ya de forma más lenta que hace varios días. Así, ha pasado de 218,67 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas hasta los 206,05 casos. En el caso de la incidencia a siete días, la cifra también baja, de 84,13 a 81,61 casos. 

Las regiones con la incidencia más alta siguen siendo Melilla, con 431,28 casos; Madrid, con 321,56 casos; Ceuta, con 297,25 casos; y el País Vasco, con 263,66 casos, lo que las convierte en las únicas regiones por encima del umbral de riesgo extremo. Con los datos de hoy, Cataluña revierte su tendencia a la baja y se convierte en la primera comunidad que vuelve a aumentar su incidencia, pasando de 217,09 casos a 219,34.

Las cifras de personas fallecidas con Covid-19 en nuestro país siguen siendo altas, aunque ya lejos de los picos de esta tercera ola. Este jueves, Sanidad ha sumado 345 nuevas víctimas al total acumulado desde el inicio de la pandemia, que ya es de 68.813 fallecidos. De todos ellos, 875 se han producido en la última semana. 

La situación en los hospitales también mejora con los últimos días, ya que actualmente hay 12.831 personas ingresadas con Covid-19, menos que ayer, cuando eran 13.495. En total, el 10,16% de las camas de hospital de toda España están ocupadas por estos pacientes. En el caso de las UCI, estos porcentajes son superiores, con 3.123 enfermos ingresados en estas unidades, es decir, el 29,62% de las camas. 

Con la mirada puesta en Semana Santa

Las autoridades sanitarias llevan ya días pidiendo prudencia a la hora de planificar las desescaladas en las distintas comunidades autónomas, debido a la mejora de los datos epidemiológicos en la mayoría de territorios. 

Los expertos han alertado que una desescalada precipitada, como ocurrió en diciembre, podría provocar un nuevo repunte de casos que meta a España de lleno en una nueva cuarta que podría ser demasiado para los hospitales, que todavía tienen sus UCI a niveles demasiado elevados, por encima del 25% que marca Sanidad como asumible por el sistema. 

Varias autonomías ya han comenzado a desescalar, aunque muchas de ellas han tirado de «prudencia», uno de los adjetivos más utilizados por todos los gobernantes para justificar sus decisiones. En la mayor parte de territorios donde se están relajando las medidas, la hostelería y el comercio son los sectores más beneficiados, ya que a su vez eran los más afectados por las restricciones.

Pero, en cambio, la movilidad todavía sigue muy restringida en muchos territorios, con todas las autonomías perimetradas y en algunos casos con provincias, municipios, comarcas o grandes ciudades confinadas de forma perimetral. 

No pasarse con la desescalada puede proteger al país de esta cuarta ola y preparar el terreno para que, de aquí en adelante, los casos ya solo vayan a la baja y España se acerque al verano con la situación controlada, como ocurrió el año pasado.