primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

Covid martes: España sigue en el peor momento de la pandemia con miles de contagios

Sanidad ha sumado 25.438 nuevos casos de Covid-19, una de las cifras más altas desde el mes de marzo

El Ministerio de Sanidad ha actualizado como suele ser habitual los datos epidemiológicos de la pandemia de coronavirus en nuestro país, después de que ayer se marcase un récord del máximo número de contagios en un fin de semana desde que empezó todo el pasado mes de marzo. 

Así, Sanidad ha sumado este martes 25.438 nuevos casos de coronavirus al total, que asciende hasta los 2.137.220. De los nuevos casos agregados hoy al total, 14.060 han sido notificados en las últimas 24 horas.

Por regiones, Cataluña vuelve a ser la región con más nuevos positivos (5.773), seguida por la Comunidad de Madrid (4.922), la Comunidad Valenciana (4.691) y Andalucía (2.518).

La incidencia acumulada en nuestro país también sigue subiendo, y de los 435 casos que había ayer por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas se ha pasado a los 454,22 casos de este martes. Si nos fijamos en la IA de los últimos siete días, que es de 253,97 casos, vemos que es más de la mitad de la de las últimas dos semanas, por lo que este indicador seguirá subiendo en los próximos días. 

Extremadura sigue siendo la comunidad con la incidencia más alta, con 1.076 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas, unas cifras que nunca antes había alcanzado. Le siguen la Comunidad de Madrid (621), y Baleares (600), ambas por encima de los 600 casos ya, y Castilla-La Mancha (595), La Rioja (593), la Comunidad Valenciana (565) y Cataluña (523), todas por encima de los 500 casos, más del doble de los 250 casos que marca Sanidad como umbral de riesgo extremo. 

En cuanto a los fallecidos, Sanidad ha sumado 408 nuevas víctimas, cifra parecida a la de los últimos días, de los que 723 han fallecido en los últimos siete días, un dato que sí sube considerablemente respecto a días anteriores. Las autonomías que han tenido que lamentar más víctimas en los últimos días han sido la Comunidad Valenciana (189), Andalucía (76) y Castilla y León (69).

La situación en los hospitales también empeora con 17.645 personas ingresadas, casi 1.000 personas más que en el informe de ayer. Con estos datos, la ocupación de pacientes con Covid-19 en los hospitales españoles ya sube al 14,21%, mientras que en el caso de la UCI escala hasta 26,97%, con 2.651 personas en estas unidades. 

La Comunidad Valenciana (43,29%), Cataluña (41,25%) y La Rioja (40%) son las tres autonomías con peores datos en este sentido y las que más preocupan por la presión asistencial que reciben. 

¿Se encamina España al confinamiento domiciliario?

Algunas comunidades autónomas ya han pedido, otra vez, al Gobierno que permita cambiar el estado de alarma actual para que incluya los confinamientos domiciliarios como posible restricción para frenar el avance de los contagios, pero Sanidad se ha vuelto a negar y argumenta que las restricciones para la segunda ola deben funcionar también para frenar la tercera.

Desde Castilla y León, por ejemplo, ante la negativa de Sanidad se ha pedido a los ciudadanos que se 'autoconfinen' en sus casas para frenar las cadenas de contagio y evitar el colapso de los hospitales, que en algunas regiones podría llegar pronto con casi el 50% de sus UCI's ocupadas por pacientes con Covid-19.

Otros países europeos ya han tomado la decisión tras descontrolarse los contagios, como hizo Francia el pasado mes de noviembre o más reciente el Reino Unido, volviendo a confinamientos domiciliarios estrictos, solo suavizados por el mantenimiento de los colegios abiertos.

Según Fernando Simón, la próxima semana deberían empezarse a ver los efectos de las restricciones que las autonomías han ido implementando en los últimos días, con un descenso en la velocidad de contagio y la explosión de casos, pero hasta ahora prevén que sigan subiendo, agravando así la situación. 

Para Salvador Illa, las restricciones de la segunda ola permitieron doblegar la curva, por lo que deberían ser suficientes también para frenar la tercera ola, que está descontrolada por las flexibilizaciones de las restricciones que se vivieron en Navidad, con más reuniones sociales y familiares que en los últimos meses.