Una mujer usando mascarilla durante la desescalada de la primera ola de coronavirus

4 síntomas poco conocidos del coronavirus como el cambio de voz

Son dolencias que ponen de manifiesto la gran capacidad del coronavirus para afectar diversos órganos

El coronavirus es una enfermedad extraña que presenta diversos cuadros médicos en función del paciente y presenta una enorme variedad de síntomas. De ahí, la dificultad para diagnosticar los casos con rapidez y evitar la propagación sin control del virus.

Algunos de los síntomas habituales del coronavirus son comunes y frecuentes en otras patologías.

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos, dificultad para respirar o fatiga 
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal
  • Náuseas y diarrea

Sin embargo, existen otro tipo de síntomas asociados a la Covid-19 muy extraños que denotan la gran capacidad del coronavirus para afectar diversos órganos.

Pérdida de gusto y olfato: el síntoma extraño más conocido

La pérdida de olfato y gusto, por ejemplo, se ha convertido en una de las dolencias más recurrentes en los pacientes que cursaron la enfermedad.

Aunque en un principio resultó desconcertante este síntoma tan extraño, más tarde los científicos pusieron de manifiesto la capacidad de virus como este de afectar al gusto y al olfato.

A medida que ha avanzado el coronavirus, este síntoma ha estado presente en personas que cursaron la enfermedad. Según algunos estudios recientes, incluso puede afectar en un 88% al gusto y en un 85% al olfato.

Las pruebas serológicas realizadas por el Instituto de Salud Carlos III en nuestro país para elaborar el mapa epidemiológico permitieron comprobar que estábamos ante uno de los síntomas más frecuentes en las personas que cursaron el virus con síntomas leves, alrededor de un 43%.

Sin embargo, según algunos estudios recientes, se señala que incluso puede afectar en un 88% al gusto y en un 85% al olfato.

Normalmente, tras pasar la enfermedad la persona afectada recupera ambos sentidos de forma espontánea, aunque también se han detectado casos de personas que padecen secuelas en este sentido.

Si el paciente ha perdido todo el olfato, se le denomina anosmia y si solo lo ha perdido parcialmente, se le llama hiposmia. Para combatir estas secuelas se habla del entrenamiento del olfato y el tratamiento médico individualizado.

El síndrome de los 'dedos congelados' por coronavirus

No obstante, existe un nuevo síntoma extraño que se ha dado a conocer recientemente y que ha llamado la atención de los expertos.

Se trata del fenómeno de los dedos 'congelados', que se suma a la larga lista de síntomas del coronavirus y que alerta de la capacidad del virus para provocar problemas dermatológicos.

Según han alertado varios expertos se han apreciado varios casos de pacientes contagiados con alteraciones cutáneas de este tipo.

En los casos más graves se apreciaban extremidades con lesiones parecidas a las que suceden por la congelación, con un tono más azul por falta de riesgo sanguíneo. Mientras tanto, los casos más leves sentían ardor, picor o inflamación en los dedos.

De hecho, un estudio sobre los efectos dermatológicos del coronavirus concluyó que las erupciones en los dedos de los pies podrían ser un indicador temprano de la enfermedad, a diferencia de la pérdida de olfato y gusto que es uno de los primeros síntomas de alerta.

Cambio de voz: el nuevo síntoma por coronavirus

Otro de los síntomas del coronavirus que se ha descubierto recientemente es el cambio de la voz, que parece extraño pero su explicación resulta muy lógica.

Desde el inicio de la pandemia, ha quedado en evidencia la capacidad del virus para dañar el sistema  respiratorio. Fatiga respiratoria, dolor al hablar, cansancio en cualquier movimiento por mínimo que sea, pérdida de la calidad de la voz o dolor de garganta son algunas de las consecuencias del virus.

Al afectar la capacidad respiratoria de una persona, el coronavirus afecta, como consecuencia, a la calidad de la voz, provocando disfonía y ronquera.

El coronavirus y su capacidad para dañar el cerebro: puede causar alucinaciones

Por último, cabe hablar de las alucinaciones como señal indicativa de que somos portadores del virus.

Los efectos neurológicos de la Covid-19 ya han sido demostrados por diversos estudios científicos que han establecido como síntomas posibles el dolor de cabeza, la confusión, los mareos y las alucinaciones.

Algunos pacientes de covid, sin antecedentes de problemas de salud mental, han llegado a experimentar alucinaciones leves y severas que incluso pueden ir acompañadas del delirio.

Sin embargo, por el momento no se ha podido descubrir a qué se deben estas dolencias, aunque la investigación científica continúa para conocer si un porcentaje de la población que ya es propensa a desarrollar enfermedades neurodegenerativas puede tener más problemas tras sufrir el coronavirus.

Incluso algunos estudios han hablado de la capacidad del virus para causar secuelas neurológicas muy graves a largo plazo. Entre ellas, enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio