Sanitario vacunando en el brazo a una persona

Críticas al plan del Gobierno con los vacunados con AstraZeneca: 'Un experimento'

Expertos han valorado las opciones que se contemplan desde Sanidad

Las últimas horas respecto al uso de la vacuna de AstraZeneca en nuestro país han sido un auténtico terremoto. En apenas un día, se han producido dos modificaciones sobre el sector de la población al que se le puede administrar. Y es que el pasado miércoles se aprobaba de manera urgente a través del Consejo Interterritorial de Salud, la suspensión del uso de esta vacuna en los menores de 60 años. 

Esta medida llegaba tras la publicación definitiva del informe de la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) sobre si esta vacuna podría estar detrás de los casos de trombos que se han detectado en algunos de los vacunados. La verdad es que finalmente la EMA acaba confirmando que existe un posible «vínculo» entre esta vacuna y la aparición de algunas trombosis. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Este informe llevaba al ministerio de Sanidad y las consejerías de las comunidades autónomas a tomar la decisión de limitar el uso de la vacuna de AstraZeneca a las edades comprendidas entre 60 y 65. Aunque esto fue de manera muy provisional, pues finalmente este mismo jueves la Comisión de Salud Pública confirmaba que la edad para poner esta vacuna se alargaba hasta los 69 años. 

En pocas horas, pues, se volvía a cambiar dos veces la estrategia de vacunación en España. Aunque esta dejaba abierta una importante incógnita. Pues el Gobierno no aclaraba que pasará con los casi dos millones de vacunados que han recibido la primera dosis de AstraZeneca y que ahora ven que no recibirán la segunda como esta previsto. 

No hay ninguna decisión tomada, pero la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ya avanzaba que se barajan dos opciones. Por un lado, dejarles con una sola dosis de la vacuna, confiando en que sería suficiente el 70% de inmunidad que algunos estudios indican que se alcanza. Por otro, administrarles una dosis de Pfizer o Moderna. 

Todo dependerá de los análisis que hagan los expertos y de los informes que se puedan hacer, decía Darias. Pero la realidad es que ahora mismo la mayoría se posicionan en contra de llevar acabo cualquiera de estas dos opciones, pero sobre todo la segunda. 

Una de las voces más escuchadas en nuestro país, la viróloga del CSIC, Margarita del Val hablaba de manera contundente sobre este asunto. «No hay riesgo cero. Lo que no se puede hacer es hacer cosas de la que no hay estudios, como combinar vacunas. A eso no se debe ir. Todas las vacunas son muy seguras y eficaces. No hay razón para alarmarse. El riesgo es mínimo para todos». 

También desde la Sociedad Española de Inmunología se advertía de que no hay ningún estudio que haya comprobado que mezclar las vacunas sea efectivo. «No hay datos disponibles sobre la intercambiabilidad de Vaxzevria (el nuevo nombre de la vacuna de AstraZeneca) con otras vacunas frente a la COVID-19 para completar la pauta de vacunación. Las personas que hayan recibido la primera dosis de Vaxzevria deben recibir la segunda dosis de Vaxzevria para completar la pauta de vacunación». 

La decisión que han tomado en países como Francia o Italia

Mientras en España, la propia ministra de Sanidad afirmaba que se tomarán un tiempo para tomar cualquier decisión definitiva, hay países de nuestro entorno que han empezado a actuar para intentar encontrar una solución a este problema, aunque es cierto que de manera totalmente diferente. 

Por un lado, el primero de los países en anunciar su estrategia era Italia que confirmaba que sí pondrá una segunda dosis de AstraZeneca a todos los que hayan recibido la primera dosis. Por otro, hoy mismo Francia ha decidido que estas personas completaran su vacunación con Moderna y AstraZeneca.