El cirujano Pedro Cavadas, durante una entrevista en 'El Hormiguero'

El Covid atesta un mazazo al doctor Pedro Cavadas: 'Su única esperanza'

El cirujano se ha visto obligado a aplazar sus labores humanitarias en África

Pedro Cavadas se ha posicionado como una de las voces más importantes a la hora de hablar sobre la epidemia.

Este doctor ya alertó meses antes de que la situación se descontrolara sobre que el mundo debía prepararse para una crisis sanitaria global que tendría consecuencias desconocidas. Y no se equivocaba. Poco más de un año después de sus palabras, el número de fallecidos ya ha superado las cuatro cifras.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La pandemia ha supuesto un antes y un después para la mayor parte de la población y Pedro Cavadas no ha sido una excepción.

El doctor no solo se ha tenido que enfrentar al coronavirus desde la primera línea, sino que además ha tenido que posponer otros proyectos que suponían la única esperanza de salvar las vidas de algunas personas. 

Obligado a interrumpir sus tareas humanitarias en África

Esto es lo que le ha sucedido con su tarea humanitaria en África, tal y como han compartido desde 'ABC'. La gran expansión de la pandemia le ha obligado a suspender su programa de intervenciones en Tanzania y en el Chad, donde el cirujano atendía todo tipo de dolencias de enfermos sin recursos.

Pedro Cavadas ofrece sus servicios en este continente desde el año 2003, cuando construyó la Fundación que lleva su nombre y que tiene el objetivo de «proporcionar cirugía reconstructiva moderna a pacientes desfavorecidos». 

Sin embargo, la expansión del coronavirus ha supuesto que este profesional sanitario se vea obligado a suspender los viajes que anualmente realizaba con su equipo para levantar hospitales de campaña en África para poder seguir tratando a pacientes en España. 

«Pedro Cavadas ha tenido que interrumpir sus viajes a África y se centra en operar en Valencia casos procedentes de todo el mundo, lo que reduce su margen de maniobra para atender enfermos que ven en el médico español su única esperanza», han explicado desde la delegación de 'ABC' en la Comunidad Valenciana.

«De hecho, según explica el propio cirujano, con el coste de un tratamiento de un paciente en España su fundación podría organizar dos misiones a África y atender a más de cien personas»

Así, Pedro Cavadas ha tenido que aplazar su labor humanitaria en Tanzania y en el Chad y destrozar las «mejores o únicas oportunidades» de algunas de las personas a las que debía atender para continuar con su labor contra el coronavirus en su país natal.

Más de 11.000 intervenciones 

El cirujano ha acumulado más 11.000 intervenciones gratuitas en África, sin apenas ayudas externas y costeadas por su bolsillo. El último caso que atendió allí es el de un hombre guineano al que un cáncer le había desfigurado la cara. 

«Como ahora todas las noticias son una tontería detrás de otras, unos juegos florales, con política y cosas no relevantes aunque llamativas, es gratificante traer una noticia de algo honesto que hemos hecho entre todos y que ha permitido regular una nueva vida a Reginaldo», dijo. 

Este hombre sufrió varios cánceres de piel a causa de un albinismo y decidió exponer su caso a la Fundación Cavadas y a la embajada de España en Guinea.

Allí solicitó el visado, gestionó él mismo el vuelo y se arriesgó a viajar hasta Valencia para conocer a Pedro Cavadas. Aunque no tenía cita previa con él, el cirujano le «devolvió la vida» unas semanas después de su llegada.

Pero ahora su deseo de poder seguir ayudando a pacientes africanos se ha visto truncado por la pandemia. El valenciano seguirá atendiendo en España casos como el de este hombre guineano, pero por el momento no podrá desplazarse hasta África. 

A pesar de que no se atreve a poner una fecha exacta a cuando podrá desplazarse hasta allí, su objetivo es regresar lo antes posible, porque sabe que puede hacer mucho más allí.