Gente paseando por las calles decoradas con luces de navidad

5 cosas que podrás hacer en Navidad y otras 5 que no

Sanidad y la mayoría de comunidades autónomas son partidarias de mantener la mayoría de las restricciones para evitar un repunte de los contagios

Desde hace varias semanas no se habla de nada más. Estas serán las primeras Navidades con el coronavirus y el Gobierno ya ha anunciado cuáles serán las restricciones y qué podremos hacer durante las fiestas. A estas alturas los españoles ya tienen claro qué podremos hacer y qué no durante la Navidad.

Puesto que la gestión de la pandemia recae ahora en las comunidades autónomas, habrá que ver qué restricciones decide mantener cada región. Pero hay unas líneas rojas que Sanidad no permitirá cruzar, y la idea es evitar que las Navidades vayan acompañadas de un repunte de los contagios.

Lo que podrás hacer en Navidad

Empezamos por el lado bueno. A pesar de las restricciones para controlar la pandemia, hay una serie de actividades que sí podrás hacer. Como dijo Fernando Simón, será una Navidad con limitaciones, pero podemos pasarlo bien.

Centros comerciales

Las compras se han convertido en una tradición navideña más en España. Y aunque habrá restricciones, los centros comerciales y las tiendas estarán abiertos durante las fiestas. Los centros comerciales tendrán que respetar los aforos, mientras que los mercados navideños tan típicos de estas fechas también podrán funcionar con restricciones. 

Aun así, los expertos recomiendan este año optar por las compras online el máximo posible, a fin de evitar las aglomeraciones. Por otro lado, las autoridades también estudian cómo mantener algunas actividades culturales extremando las precauciones.

Cenas familiares

Una de las grandes incógnitas: ¿Podremos celebrar las cenas en familia? Dependerá de la normativa de cada comunidad autónomas. Las restricciones actuales limitan a seis personas las reuniones sociales o familiares, aunque en algunas comunidades como Cataluña se amplía a un máximo de diez personas.

Eso permite algo más de flexibilidad a las familias, que podrán reunirse por Navidad aunque de forma limitada. Además, hay que tener en cuenta que la intención es mantener el toque de queda, con lo que a partir de cierta hora todo el mundo tendrá que estar en su casa. 

Ir al cine y al teatro

Aquellas comunidades donde se impuso el cierre a los espacios culturales susceptibles de ser focos de contagios vuelven a la normalidad. Eso significa que museos, bibliotecas, salas de exposición, cines, teatros, auditorios y salas de concierto permanecerán abiertos con las únicas limitaciones del aforo y el toque de queda.

También habrá que tener en cuenta la limitación de movilidad entre comunidades, ya que si has comprado una entrada en otro lugar puede que no puedas entrar o salir. Dependerá, una vez más, de las restricciones concretas en cada lugar.

Misa del Gallo

¿Y qué pasa con la tradicional misa del Gallo la nochebuena? En principio la misa se celebrará y los más devotos podrán acudir a ella, pero hace falta saber cómo se adaptará el horario al toque de queda. También hay que tener en cuenta que en muchas comunidades los actos religiosos están permitidos con limitación de aforo de hasta el 50%.

Ir al gimnasio

Sin cenas de empresa ni cotillones, con los actos limitados y las cenas familiares pendiendo de un hilo, el gimnasio puede ser una buena distracción durante las fiestas. Los gimnasios vuelven a abrir en comunidades donde habían sido cerrados para frenar los contagios, aunque lo harán con restricciones de aforo hasta el 50% en interiores.

Lo que no podrás hacer en Navidad

Y vamos con la parte mala. Ya has visto que, aunque con limitaciones, hay algunas cosas que sí podrás hacer. A continuación viene la lista de prohibiciones, tradiciones sagradas de la Navidad en España de las que este año te puedes ir olvidando. 

La Cabalgata de Reyes

Algunas grandes ciudades se aferran aún a la posibilidad de mantener la Cabalgata de Reyes. En Barcelona, por ejemplo, se planea que sea estática y sin caramelos. Pero en la mayoría de lugares ya han anunciado que este año no habrá desfile. Como en Madrid, donde se anulan en todos los distritos y probablemente también la principal.

Además, los niños tampoco podrán entregar la carta a los reyes magos por los riesgos de contagio que puede acarrear. Será una Navidad atípica y el principal sacrificio será precisamente la Cabalgata de Reyes. 

Cotillones y fiestas masivas

Lo que seguro no podrás hacer estas Navidades es irte de cotillón por Año Nuevo y celebrar las fiestas masivas típicas de las fechas. El gran cotillón por excelencia de España, en la Puerta del Sol de Madrid, no se va a celebrar. También se cae la Nochebuena universitaria de Salamanca, que cada año reúne a miles de estudiantes.

Otros eventos en España estudian la manera de celebrarlo sin riesgos. Como el encendido de luces de Vigo, donde se pretende escalonar la presencia del personal encargado de su instalación y todo apunta que se restringirá la afluencia de público.

Cenas de empresa

Otro clásico de la Navidad en España, las cenas de empresa, se verá condicionado por las restricciones de comensales en bares y restaurantes, y también de reuniones sociales. Pasa lo mismo que en las cenas familiares, solo que en este caso las cenas suelen ser multitudinarias y la limitación del aforo hace que directamente la mayoría se vayan a suspender.

Una opción que contemplan algunas empresas es dividir a los asistentes en grupos más reducidos dentro de la misma estancia, o mediante la organización de acontecimientos independientes.

Volver a casa por Navidad

Los españoles que vivan fuera lo tendrán más complicado este año para volver a casa por Navidad. No es que no se pueda viajar, sino que la nueva normativa exige tener una prueba PCR para entrar en España, y los viajeros tendrán que calcular bien para tener tiempo de hacerse la prueba antes de volar.

Además, la movilidad en España está limitada. Los viajes entre comunidades permanecen restringidos y el Gobierno tiene la intención de mantener las restricciones durante el mes de diciembre. Esto podría afectar a los desplazamiento entre regiones durante la Navidad.

Casinos y salas de juego

El ocio es uno de los sectores en el punto de mira de las autoridades, ya que se considera una actividad no esencial y, además, susceptible de provocar contagios. Eso significa que casinos, bingos y salas de juego serán los últimos en abrir y probablemente no lleguen a las Navidades.