Coronavirus: Las 4 formas de contagio demostradas (de más a menos)

El centro de control de enfermedades ha elaborado una guía con las principales vías de transmisión que incluye el contagio por aerosoles

Dos personas sentadas hablando en un bar
El contacto entre personas en espacios cerrados aumenta el riesgo de contagio | Pixabay

Durante estos días los científicos han recabado más evidencias sobre los pequeñas partículas llamadas aerosoles como una vía principal en la transmisión del coronavirus. Esta forma de contagio, que lleva meses dividiendo la comunidad científica, sigue sumando adeptos y cambia muchas de las cosas que se pensaban sobre el nuevo coronavirus.

Según científicos estadounidenses existen «evidencias abrumadoras» sobre el contagio a través de pequeñas gotitas que emitimos al hablar, toser, estornudar o al respirar fuerte y que quedan suspendidas en el aire durante horas, con capacidad para moverse más allá de metro y medio. Eso obliga a revisar algunas cosas.

Con esa voluntad, los centros para el control y prevención de enfermedades han actualizado la guía de las formas de contagio del coronavirus conocidas hasta ahora y las ha ordenado de mayor a menor riesgo. 

Los expertos creen que la Covid-19 se propaga de manera más eficaz que la gripe aunque no tanto como el sarampión, que se encuentra entre los virus más contagiosos. Los centros de control de enfermedades tienen claro que la principal vía de contagio es de persona a persona, aunque la facilidad con la que un virus se transmite de una persona a otra puede variar.

Contacto cercano

Otro nivel de contagio es el contacto cercano entre dos o más personas. Las evidencias científicas confirman que las personas que están físicamente cerca, a menos de dos metros, de una persona contagiada o que haya tenido contacto directo con esa persona tienen un mayor riesgo de infección.

Cuando personas contagiadas hablar, tosen, estornudan o respiran fuerte, emiten pequeñas gotitas respiratorias que pueden varias en tamaño desde gotas más pequeñas a más grandes. Las pequeñas también puede formar partículas cuando se secan muy rápidamente en la corriente del aire.

Según los científicos, el contagio llega por la inhalación de esas gotitas o cuando se depositan en las membrana de las mucosas, como las que recubren el interior de la nariz y la boca. La concentración de estas gotitas disminuye a medida que se alejan de la persona con Covid-19. Las más grandes caen del aire debido a la gravedad, mientras que las más pequeñas se esparcen en el aire. 

La transmisión aérea 

Una de las principales formas de transmisión de las infección es la exposición a pequeñas gotas y partículas que permanecen en el aire durante minutos u horas, las cuales pueden infectar a personas que están a más de dos metros de distancia de la persona contagiada o incluso después de que esta haya abandonado el lugar.

Esta forma de transmisión, que ya se había demostrado en epidemias como la tuberculosis, el sarampión y la varicela, parece tener también una gran importancia con el nuevo coronavirus. Los científicos han recabado evidencias de que las personas con Covid-19 han infectado a otras que estaban a más de dos metros de distancia.

La transmisión aérea del coronavirus se produce en espacios cerrados con mala ventilación, lo que ha llevado a varios expertos a pedir un cambio en las recomendaciones de las medidas de prevención. Según esta hipótesis, la cantidad de gotitas emitidas por personas contagiadas tenían una cantidad suficiente como para propagar el virus a otras personas.

Contacto con superfícies

Según los datos disponibles, es mucho más frecuente que el virus que causa la Covid-19 se propague a través del contacto cercano con una persona que a través de la transmisión aérea. La propagación del coronavirus a través del contacto con superficies contaminadas se da con menos frecuencia.

En esta vía de transmisión las gotitas respiratorias caen sobre superficies y objetos, dando pie a la posibilidad que una persona se contagie al tocar una superficie u objeto contaminado y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos, que son las principales vías de entrada en el cuerpo. Sin embargo, los científicos creen que no es una forma tan común de contagio.

Contagio entre personas y animales

También hay evidencias de que el nuevo coronavirus puede transmitirse de personas a animales en algunas situaciones. Sin ir más lejos, el centro de control de enfermedades de Estados Unidos (CDC) presenta una pequeña cantidad de mascotas en todo el mundo que están infectadas con el nuevo coronavirus, entre ellos gatos y perros.

La hipótesis es que el contagio de estos animales se ha producido después de un contacto cercano con personas contagiadas. En estos momentos, el riesgo de contagio del Covid-19 de animales a personas se considera bajo.


Comentarios

envía el comentario