Diferentes alimentos con vitamina D

Déficit de vitamina D: cómo detectarlo y consejos para combatirlo

En España, cerca de un 60% de los adultos y un 80% de los ancianos tiene déficit de vitamina D

En España, cerca de un 60% de los adultos y un 80% de los ancianos tiene déficit de vitamina D. Las personas que tienen un mayor riesgo de padecer este déficit de vitamina D son las que sufren enfermedades que provocan su mala absorción, como las personas celíacas; las que toman medicamentos como corticoides; las que sufren sobrepeso o insuficiencia renal o las embarazadas, entre otras. Los ancianos y los niños también son población de riesgo.

Los síntomas aparecen cuando los niveles de vitamina D se mantienen bajos mucho tiempo

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Aunque con ausencia de vitamina D, lo más normal es que no tengas ningún síntoma, a veces la falta de este tipo de vitamina puede provocar cansancio, dolor o debilidad muscular, especialmente en la parte inferior de la espalda y en las caderas. Estos síntomas solo surgen cuando los niveles se mantienen muy bajos durante gran cantidad de tiempo. Así que, si estás cansado o te duele la espalda, es idóneo que consultes con el médico si este malestar puede deberse o no a un déficit de vitamina D.

Varios estudios demuestran que el tratamiento con vitamina D en personas mayores reduce el riesgo de fracturas y de caídas. Pese a todo, no hay pruebas claras de que corregir el déficit de vitamina D ayude o prevenga otras alteraciones de la salud, por lo que tiene que ser el médico quien diga qué tratamiento se debe fijar en cada caso. Estos son algunos consejos para conseguir tener mayores niveles de vitamina D.

La importancia del sol

Tomar el sol es positivo para que el cuerpo sintetice la vitamina D. Ten en cuenta que la exposición al sol debe ser controlada y acordada previamente con el médico.

Dieta rica en pescados grasos

La vitamina D está presente en algunos alimentos como son los pescados grasos (arenque, salmón, caballa), la yema de los huevos, la carne y los alimentos fortificados.

Suplementos de vitamina D

Hay preparados diarios y también concentrados para tomar a nivel semanal, quincenal o mensualmente. Cuando no es bastante, puede combinarse la suplementación de vitamina D con la toma de calcio. Además, cada 3 o 6 meses se suelen realizar análisis de sangre para controlar los niveles de vitamina D hasta que éstos se regulan. En cualquier caso, tendrá que ser un médico quien prescriba estos suplementos.