Dos sanitarias poniendo dosis de vacuna contra el covid en jeringuillas

El consejo de los médicos: lo que no se debe hacer antes de vacunarse

La Sociedad Española de la Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) ha elaborado una guía de 13 prácticas

El cambio constante en los criterios de vacunación, como el que ha acontecido recientemente con la vacuna de Astrazeneca, que ha pasado de estar recomendada para menores de 55 años a aplicarse solo en personas de entre 60 y 69 años, ha provocado una gran incertidumbre en la población.

Muchas personas siguen mostrando sus reticencias hacia unas vacunas que han sido desarrolladas en tiempo récord y que se están inoculando ya de forma masiva con un plan de vacunación que no ha quedado del todo claro para pacientes ni profesionales sanitarios.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Precisamente, con el objetivo de servir de referencia a los profesionales en los planes de vacunación, la Sociedad Española de la Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) ha elaborado una guía en la que destaca 13 prácticas que no se deben hacer en la vacunación. 

Se trata de un documento de consulta cuyas recomendaciones serán claves especialmente cuando aumenten las entregas por parte de las farmacéuticas durante este segundo trimestre de 2021.

Recomiendan no tomar paracetamol para prevenir efectos adversos de las vacunas

Una de las recomendaciones más llamativas de la SemFyC es la que advierte a los profesionales sanitarios «no administrar sistemáticamente paracetamol para prevenir los posibles efectos secundarios de las vacunas contra el Covid-19», un consejo que contradice la anterior recomendación realizada por el Ministerio de Sanidad.

Hace tan solo un mes, la cartera dirigida por Carolina Darias señalaba que, preventivamente, podría administrarse a un paciente un gramo de paracetamol antes de la inyección de la vacuna AstraZeneca, una pauta que podría repetirse cada seis horas durante las 24 siguientes para paliar los efectos secundarios.

Concretamente, el ministerio aseguraba que esta prescripción podría «reducir significativamente el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar posvacunal, sin influir en la respuesta inmune».

Sin embargo, en la actualidad, en el apartado de dudas sobre la vacuna de AstraZeneca, el Ministerio de Sanidad se limita a explicar que «el dolor de cabeza, malestar, febrícula, mialgias, así como náuseas y vómitos, son frecuentes tras la vacunación, y pueden tratarse con paracetamol».

Además, en la página web del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno español profundizan en este consejo al señalar que «no se recomienda tomar medicamentos sin receta médica —como ibuprofeno, aspirina o acetaminofeno— antes de vacunarse con el objetivo de procurar prevenir efectos secundarios relacionados con las vacunas» porque «se desconoce cómo estos medicamentos podrían afectar la efectividad de las vacunas».

También desaconsejan tomar antihistamínicos antes de vacunarse contra el COVID-19 para intentar prevenir una reacción alérgica, aunque advierten que en el caso de que dichos fármacos se tomen de forma regular por otros motivos, deben seguir tomándose antes de la vacuna.

Las otras recomendaciones de la semFYC a los sanitarios españoles que vacunan

Junto a la recomendación de no tomar paracetamol, la semFYC ha elaborado otras 12 cuestiones que afectan a diversos aspectos de los planes de vacunación y que los profesionales deben tener en cuenta en el proceso de inmunización de la población. Estas son:

  1. No intercambiar las diferentes vacunas contra la COVID-19 para completar la pauta de vacunación.
  2. No dejar de vacunar porque haya habido reacciones postvacunales leves en anteriores ocasiones.
  3. No dejar de vacunar porque se presenten enfermedades agudas leves con o sin fiebre o porque estén tomando antibióticos.
  4. No reiniciar la pauta de vacunación una vez haya comenzado aunque se hayan alargado los intervalos entre dosis más de lo recomendado.
  5. No administrar la vacuna contra la COVID-19 a las personas en cuarentena por contacto estrecho, con síntomas sospechosos de COVID-19 o con COVID-19 confirmada hasta que hayan finalizado el aislamiento.
  6. No solicitar serología ni antes ni después de la vacunación de forma sistemática.
  7. No rechazar un tipo u otro de vacuna, no se puede elegir qué vacuna administrar.
  8. No dejar de cumplimentar las medidas de protección general aconsejadas pese a estar vacunado.
  9. No administrar vacuna frente a SARS-CoV-2 antes de 7 días de haber administrado cualquier otra vacuna.
  10. No se debe dejar de vacunar a un paciente por el hecho de haber pasado la infección.
  11. No desaconsejar sistemáticamente la vacunación por presentar previamente alergias a alimentos o medicamentos.
  12. No dejar de vacunar a un paciente con cáncer o inmunosupresión por la falta de información específica.