Discover Escuelas podrían no abrir en septiembre

Una comunidad de España ya avisa que no podrá iniciar el curso escolar en las clases

El consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid descarta un inicio 100% presencial con este ritmo de contagios

Ha empezado la rebelión de una parte del sector educativo contra el plan del Gobierno para la vuelta a las aulas en septiembre. El foco de la revuelta está en la Comunidad de Madrid, que supone ya uno de cada tres contagiados en toda España y pone en riesgo la apertura de los centros escolares de forma segura.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha reconocido que «con una situación como la actual, yo no me plantearía un inicio de curso 100% presencial», y ha propuesto tomar una decisión en base a los datos epidemiológicos.

El consejero ha recordado que hay cuatro escenarios sobre la mesa, que van desde el total de clases presenciales hasta el total de clases online. «Si mañana empieza el curso en Madrid, con una tendencia en crecimiento y el número de casos que tenemos, yo tendría mis dudas en el modelo de 100% de clases presenciales».

En el mes de julio la Consejería de Educación presentó cuatro posibles escenarios para la reapertura: la desaparición de la pandemia, el virus activo con pocos casos, el cierre total y la semipresencialidad. En este sentido, el consejero de Educación, Enrique Ossorio, ha explicado que la Comunidad está preparada para activar el escenario de semipresencialidad.

Esto conllevaría la contratación de 8.500 docentes y la compra de decenas de miles de ordenadores portátiles para facilitar a los alumnos las clases online. La consejería asegura que la bolsa de profesionales está preparada y que los contratos con proveedores de portátiles están ya listos. 

En este caso, los alumnos de secundaria y bachillerato estarán divididos por grupos, unos de forma presencial mientras otros asisten a las clases online, y viceversa. También está prevista la eliminación de los recreos y los comedores en este escenario semipresencial, y se limitarían los alumnos por aula.

Faltan rastreadores

Por su lado, personal sanitario y sindicatos vienen insistiendo en la falta de personal para un rastreo de contactos efectivo y en la atención primaria. En este sentido, el consejero de Sanidad madrileño ha asegurado que se están adaptando las contrataciones a las necesidades, y que están al máximo de capacidad de contratación.

Los sindicatos denuncian que las 10.000 contrataciones desde el inicio de la pandemia a las que se ha referido el consejero no se han mantenido, y que aún queda gente por reincorporar. El consejero también ha defendido que hay suficientes rastreadores pero que están dispuestos a incorporar más en cualquier momento.

«Entre técnicos de Salud que encuestan a contagiados y contactos, y los operadores que hacen seguimiento diario para ver dónde se encuentran los contagios, hay 560 trabajadores: 350 técnicos de salud y por encima de 200 operadores de rastreo», dice el consejero. Según los estándares europeos, en Madrid se necesitarían entre 1.000 y 1.400 rastreadores.