Un hombre y una mujer con mascarillas sujetan bolsas de la compra frente a un escaparate

Confirman el riesgo de contagio de coronavirus en un gesto cotidiano

Un nuevo estudio ha demostrado que el virus se puede transmitir en solo unos segundos a través de una conversación

Han pasado casi 12 meses desde que estalló la epidemia el pasado mes de marzo. Ha habido grandes avances en la investigación sobre el coronavirus desde entonces, pero todavía sigue siendo una enfermedad muy desconocida. Muchos expertos han estudiado cómo se transmite el virus y aunque se han descubierto muchas formas de contagio, no ha sido hasta ahora que se ha comprobado que también podemos contraer Covid con un gesto de lo más cotidiano. 

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Tokio y publicado en la revista 'Phyisics of Fluids' ha revelado cómo el SARS-CoV-2 se esparce a través de pequeñas gotas de aerosol en el aliento exhalado en una simple conversación.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Estos expertos han querido estudiar el flujo de la respiración expulsada alrededor de las personas que conversan en distintas posturas y en lugares tan habituales como el centro de salud o una peluquería porque son situaciones que se dan con regularidad en estos servicios.

«El servicio al cliente se acompaña de forma inevitable con el habla, que puede generar gotas más grandes que la respiración normal. Además, estas pueden esparcirse por el aire y flotar en él durante mucho tiempo, incluso una hora», han señalado los autores del estudio. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El experimento de los expertos de la Universidad de Tokio

Para comprobar si el contagio en una conversación era posible, los investigadores han realizado un experimento: han usado el humo de cigarrillos electrónicos para recrear gotas del tamaño aproximado de una partícula de SARS-CoV-2 y se han dirigido a una peluquería del centro de Tokio. 

Allí los expertos han analizado «las características de la difusión de la exhalación con y sin mascarilla cuando una persona estaba de pie, sentada, boca abajo o boca arriba» a través de la repetición de la palabra «onegaishimasu», un saludo típico japonés del entorno empresarial. 

Además, los investigadores japoneses también han tenido en cuenta la pantalla facial protectora que utilizan algunos profesionales para realizar su trabajo. 

Demuestran el elevado riesgo de contagio en una conversación

El estudio realizado por la Universidad de Tokio ha demostrado que el aire expulsado por una persona al hablar sin mascarilla tiende a moverse hacia abajo debido a la influencia de la gravedad y, por lo tanto, un portador asintomático podría quedar infectado solo unos segundos después de empezar la charla.

Si la persona mantiene una conversación con este equipo de protección puesta, en cambio, la nube de vapor tiende a adherirse a su cuerpo, ya que está a mayor temperatura que el aire circundante.

Asimismo sucede con alguien que esté sentado y, en general, a menor altura que su interlocutor. La mayoría de gotas caen al frente y abajo y, por lo tanto, hay menor probabilidad de contagio. En este caso, con la mascarilla se produce una leve filtración por la zona superior. 

No obstante, los expertos han destacado que este problema puede solucionarse usando el equipo de protección adecuado y han dejado claro que es «muy recomendable» llevar puestos estos equipos de protección en todo momento porque «durante una conversación siempre se esparcen gotas». 

Si el interlocutor está de pie y se inclina sobre su oyente, la nube de aerosol tiende a desprenderse del cuerpo y caer sobre el otro individuo y es en este caso donde las pantallas faciales han demostrado ser muy eficaces para evitar que los aerosoles se filtren alrededor de la mascarilla de la otra persona. 

«El protector facial hace de escudo, por lo que es más efectivo usar esta medida sanitaria junto con las mascarillas cuando se ofrecen este tipo de servicios en los que hay contacto directo», ha subrayado Keiko Ishii, autora del estudio. 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio