Chica con mascarilla confinada detras de una ventana

'El confinamiento total no es la solución, pero hay otra'

Hay un fuerte debate en la calle sobre los pasos que debe dar el Gobierno ante la situación epidemiológica en España

La situación de la epidemia de Covid-19 en España continúa siendo preocupante justo un año después de que apareciesen los primeros casos.

Son muchas las personas que piden medidas más restrictivas para hacer frente a esta nueva ola, pero también hay quienes consideran esto una forma temporal y no definitiva de solventar el problema.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Este es el caso de Adrián Aginagalde, uno de los mayores expertos en pandemias del país. Este médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, investigador en Epidemiología Histórica y  actual director del Observatorio de Salud Pública de Cantabria, considera que las medidas más restrictivas o un confinamiento extremo para contener la expansión del virus son solamente parches, que crean «falsas expectativas».

Las estrategias de control y máxima supresión de la transmisión, conocida como Covid cero, utilizadas con éxito en Corea del Sur, Taiwán, Vietnam, Singapur o Australia no son una alternativa para España. El país no reúne las condiciones adecuadas para aplicarlas. Aginagalde apuesta por una estrategia diferente teniendo en cuenta las peculiaridades geográficas del territorio español.

«España no es una fortaleza, recibe millones de turistas al año. Por tanto, si no hay una estrategia conjunta a nivel europeo que impida la libre circulación del virus es inviable. Lo intentó, por ejemplo, Eslovaquia, que combinó un confinamiento estricto con test masivos y fue un absoluto fracaso. Por otro lado, estamos ya ante una enfermedad endémica de transmisión comunitaria difícil de controlar que hace imposible un escenario de total supresión del virus», explica este experto al diario ‘Nius’.

Un cambio de dirección

Para el actual director del Observatorio de Salud Pública de Cantabria «sólo se puede aspirar a ir avanzando con un cambio de estrategia. Es necesario un plan que combine medidas no farmacológicas especiales estrictas y una cobertura vacunal importante. Hay que dejar claro que a lo largo de la historia ninguna enfermedad de transmisión entre personas se ha eliminado sin vacunas».

En cuanto a la vacunación, este experto hace hincapié en que el problema no está tanto en su ritmo en España, sino en el de su producción. «Este país tiene la infraestructura adecuada para hacerlo, y hacerlo bien, ya los vemos en la campaña de la gripe. El problema es que con el número de las vacunas que actualmente nos llegan no tenemos la certeza de cortar su avance», señala.

Aunque Adrián Aginagalde entiende que haya quienes reclamen medidas más restrictivas como un confinamiento extremo, considera que esto no sería efectivo y solo alimentaría «falsas esperanzas». «No es factible en este caso, a lo largo de la historia ninguna enfermedad endémica de trasmisión personal, como esta, se ha podido eliminar sin las vacunas», explica. «No creo que tengamos una vacuna realmente efectiva pasadas dos o tres generaciones de la actual, al menos hasta 2022. Hay que concienciarse. Tenemos el ejemplo de la gripe. No hay país en el mundo que haya conseguido eliminarla por completo. Otro caso donde se constata es con la polio, se pusieron  las primeras vacunas  en los años 40  del siglo pasado y todavía se dan casos», añade.

En cuanto a las nuevas cepas del virus, este experto señala que en el caso de la británica «se está comprobado que el escape de inmunidad no es elevado. Pasa algo parecido con la surafricana. Sin embargo, con la brasileña  los anticuerpos neutralizantes tienen menos efectividad, lo que sí que puede llegar a preocupar. Este miedo existe. Me consta que el Ministerio está ahora muy centrado en buscar por qué se producen los fallos vacunales y las reinfecciones», subraya en su entrevista a ‘Nius’.

Por eso, para Adrián Aginagalde es necesario que la UE empiece a debatir sobre una estrategia de supresión común para todo el territorio que ayude a evitar la circulación descontrolada del virus y sus variantes por todo el territorio.