'El confinamiento podría durar hasta un año más'

El país está experimentando un incremento de los contagios y eleva las restricciones y su duración durante meses

Imagen de archivo de unas mesas y sillas vacías
Israel asegura que el confinamiento podrá alargarse un año | pixabay

El Gobierno de Israel está dispuesto a hacer todo lo necesario para controlar la expansión del Covid-19 en su territorio. El Gabinete creado expresamente para la pandemia del coronavirus ha lanzado una advertencia sobre el tiempo que todavía les queda para permanecer confinados y que lo ha alargado, por lo menos, tres días más.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, tiene claro que la única manera de evitar que el virus se siga expandiendo es adoptar nuevas limitaciones y alargar las restricciones unos meses más sin descartar la posibilidad de hacerlo «incluso un año».

Los ministros han llegado a un acuerdo donde han llegado a aprobar algunas de las limitaciones que más controversia están causando, entre las que se encuentran limitar las manifestaciones y otros encuentros a un kilómetro de la residencia de cada participante y en grupos de veinte personas. Unas medidas adoptadas de carácter urgente y aprobadas por el Parlamento.

Será durante el día de hoy cuando el comité de Constitución, Ley y Justicia parlamentario valide el acuerdo que tendrá una repercusión en las muchas manifestaciones que se han ido dando en protesta contra el primer ministro. Además de esta medida, y teniendo presente las próximas celebraciones con motivo de la festividad judía de Sucot, el gobierno ha aprobado imponer multas de hasta  500 shéqueles (unos 125 euros) a quienes visiten las 'Sucas' (cabañas) de otras personas.

Netanyahu alarga el confinamiento hasta el 14 de octubre y no se descarta que se prorrogue durante meses. Parece que Israel ha aprendido de los errores y esta vez no se le juega optando por una desescalada mucho más lenta y pausada. «La salida del cierre será lenta y gradual, esta vez podría durar entre medio año y un año» explicó el medio digital Ynet.

Algunos ministros exigieron que las medidas de restricción fueran todavía más duras hasta el punto de limitar la distancia de las salidas que actualmente está situada a 1 kilómetro. Para ello proponen rebajarla a los 100 y 200 metros de la residencia de cada ciudadano.

Por su parte, y ateniendo a cuestiones económicas, el titular de Finanzas, Israel Katz, solicitó la relajación de algunas medidas que hacen referencia al cierre de negocios no esenciales, escuelas y parte de la vía pública y actividad económica. Katz pide que, cuando termine la festividad judía el 9 de octubre, se puedan reabrir aquellos negocios que no atienden al público.

Isarel informó de más 7.000 nuevos contagios en la medianoche anterior y 22 muertes por Covid-19. Los contagios van en aumento y Netanyahu advierte de que todavía se incrementarán más los enfermos graves pasando de los 800 a 5.000. En la actualidad, el país cuenta con 245.000 contagios y 1.552 fallecidos desde que comenzó la pandemia.


Comentarios

envía el comentario