Urgente: El Estado de Alarma podría volver a toda España

El confinamiento domiciliario, cada vez más cerca: El Gobierno ya prepara un borrador

En caso de que los datos no mejoren las próximas semanas, la medida se pondría sobre la mesa

Después de que gran parte del país haya acabado esta semana con cierres perimetrales y confinamientos por municipios, el Gobierno ya se plantea la posibilidad de tener que aplicar finalmente un confinamiento más estricto para poder frenar de una vez por todas el preocupante avance del coronavirus en España.

Al parecer, desde Moncloa se estaría preparando un documento legal que permita, en unos días, que las comunidades puedan decretar confinamientos domiciliaros, dentro del marco del estado de alarma, cosa que en estos momentos no está contemplada dentro del texto ya vigente. 

Comunidades como Castilla y León y Cataluña ya lo habían solicitado. Estas dos zonas de España habían dejado claro en los últimos días que, si las medidas ya aplicadas no tiene el efecto deseado en las próximas semanas, habría que acabar por imponer un confinamiento en casa. Al parecer, la clave para tener que imponer o no tal aislamiento de nuevo está en las próximas dos semanas, y en cómo evolucionen los datos.

Pese a este nuevo planteamiento, hay que mencionar que esta misma semana el ministro Salvador Illa había afirmado públicamente sobre un posible confinamiento en casa que «no va a ser necesario llegar ahí» . Según parece, no es el principal plan a seguir, pero se trataría de una 'opción b' que necesariamente el Gobierno quiere tener en la recámara por si el conjunto de medidas impuestas hasta ahora no fuera suficiente.

Según publica el diario 'ABC', el texto podría estar listo para el fin de semana del 14 y 15 de noviembre. En esa fecha ya se podrá comprobar si las restricciones tomadas hasta el momento han sido o no lo bastante efectivas contra el avance del virus en el conjunto del país.

Por comunidades y menos estricto que el de marzo

De todas formas, es importante mencionar que la decisión se tomaría por comunidades y no a nivel nacional como ya ocurrió con el primer confinamiento en marzo. Serían las comunidades las que tendrían que decidir si imponer o no esta nueva medida, valorando los datos de su territorio

Además, parece que el nuevo confinamiento no sería igual que el que ya se vivió en toda España hace unos meses, las medidas podrían ser más relajadas y permisivas. Por el momento se sabe, según varios medios, que se podría contemplar que los colegios permanecieran abiertos, también las comunidades deberían decidir que actividades económicas son imprescindibles o no.

Por el momento gran parte de España se encuentra con cierres perimetrales, confinamientos municipales o, como Cataluña, confinamientos de fin de semana, también en todo el país se impuso el toque de queda nocturno para tratar de reducir la movilidad. Estas medidas deberían tener un efecto positivo en cuanto al aumento de los contagios en unas dos semanas, en caso contrario, el confinamiento en casa estará más cerca de imponerse.


Comentarios