Una comunidad paraliza la reapertura de las discotecas tras empeorar la situación

Estaba previsto que abrieran hasta las 3 pero sin poder bailar

El motivo por el que los contagios se disparan en las discotecas de España
Los locales de ocio nocturno tendrán que esperar para volver a abrir en Cataluña | Pixabay

El Departamento de Salut de la Generalitat ha decidido «congelar» la resolución que debía permitir la apertura de locales dedicados al ocio nocturno, como discotecas y salas de baile, ante el aumento del índice de rebrote del coronavirus en Cataluña.

Según han indicado fuentes de esta conselleria, «desde que se trabajó en resolución, hemos visto que el índice de rebrote ha subido y los indicadores de los próximos días apuntan que podría haber nuevas subidas».

La decisión de la consellera Alba Vergés y del secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ya ha sido comunicada a diferentes miembros del Govern, que se han mostrado favorables a la misma, según las mismas fuentes.

De hecho, la resolución, aprobada por el Procicat, no llegó a hacerse efectiva pues no fue publicada en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

Algunos especialistas y médicos ya habían expresado su contrariedad ante la medida prevista, al entender que la apertura de locales de ocio nocturno significa incrementar el riesgo de contagios, sobre todo en locales cerrados.

Desde el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) han aplaudido está decisión. Su presidente, Jaume Padrós ha recordado, en declaraciones a 'Catalunya Ràdio', que aún estamos en la segunda ola de contagios y que es conveniente «no tomar medidas que puedan poner más en riesgo la situación». 

La resolución que se iba a implantar en Cataluña, y que de momento no tendrá efecto, permitía la reapertura de los locales de ocio nocturno hasta las tres de la madrugada, sin poder utilizar las pistas de baile, que debían estar ocupadas por mesas y sillas, mientras el aforo del local no podía sobrepasar el 50 % y todo el público debía usar mascarilla cuando no estuviera consumiendo.

Las autoridades catalanas consideraban que con esta reapertura de discotecas y salas de baile se podía evitar la proliferación del botellón y fiestas ilegales, potenciando el ocio nocturno regulado con prevención ante el coronavirus.

La reapertura también respondía a la presión ejercida por las patronales de ocio nocturno Fecasarm y Fecalón para reactivar un sector que ha sido de los más castigados por las medidas anti-COVID, tras detectarse que muchos brotes se originaban en estos locales. 


Comentarios

envía el comentario