primer plano de unas manos con guantes de látex manipulando una prueba pcr

Madrid confirma los peores presagios: 'Cada vez hay más'

La Comunidad de Madrid ha notificado la aparición de nuevos casos y mantiene la vigilancia sobre al menos 70 sospechosos

La nueva cepa de coronavirus se sigue propagando y ya ha llegado al menos a 18 países, la mayoría de ellos en Europa. El 26 de diciembre se detectaron los primeros casos en España, y desde entonces han ido apareciendo nuevos contagios relacionados con la cepa británica, que los expertos consideran hasta un 70% más contagiosa.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha confirmado en las últimas horas 16 nuevos casos de la nueva cepa de coronavirus. Esa fue precisamente la primera comunidad que notificó contagios de la nueva cepa en España.

El Gobierno madrileño ha confirmado a través de un comunicado la aparición de nuevos casos relacionados con la nueva variante del Covid-19. Además, las autoridades sanitarias están analizado otros posibles casos. Existen, al menos, 70 sospechosos que son sometidos a un análisis detallado para confirmar la variante del coronavirus que les ha infectado.

La viceconsejería de Salud Pública y Plan Covid-19, la Dirección General de Salud Pública y los Servicios de Microbiología están llevando a cabo un exhaustivo trabajo para distinguir los casos de la nueva cepa. Se trata de una variante más contagiosa del coronavirus que exige una actuación más contundente en las medidas restrictivas.

Para detectar los casos de esta nueva cepa hay que obtener su secuencia genómica, algo que exige una tecnología especial que solo tienen los hospitales 12 de Octubre, Gregorio Marañón, La Paz y Ramón y Cajal. Los expertos ya advirtieron de que la falta de esta tecnología podría dejar muchos casos de la nueva cepa sin detectar.

La Comunidad de Madrid lleva a cabo esas tareas de detección de los nuevos casos mientras recuerda la importancia de respetar las medidas básicas de protección en todo momento. Las medidas sanitarias son también válidas contra la nueva variante, e incluyen el uso de mascarilla, la ventilación constante, la distancia de seguridad y el lavado frecuente de manos.

Los lugares de España donde ya ha llegado

Hasta ahora hay seis comunidades autónomas que han confirmado la aparición de casos de la crepa británica: Madrid, Andalucía, Galicia, la Comunidad Valencia, Asturias y Euskadi. En total son 30 casos desde que el Reino Unido lanzó la alerta por esta nueva mutación del virus.

En la Comunidad de Madrid se habían confirmado 9 casos positivos, a los que se tienen que sumar otros 16. Tras los primeros 4 casos detectados aparecieron otros dos el días 29 y tres más el 2 de enero. La región sigue estudiando decenas de casos sospechosos, la mayoría de ellos procedentes de pacientes que han realizado un viaje desde el Reino Unido o tienen contacto epidemiológico con ellos.

Otra comunidad en alerta roja por la nueva variante es Andalucía, la segunda en confirmar casos. El lunes 28 de diciembre, la Junta de Andalucía notificó 5 casos y otros dos el 2 de enero. Se sospecha que la nueva cepa de coronavirus está detrás del repunte de casos en Gibraltar, y las autoridades andaluzas ya han avanzado que seguramente habrá más.

En Galicia se confirmó el primer caso de la nueva variante británica el 30 de diciembre. Fue en Santiago de Compostela, donde otros siete casos más estaban en estudio. La Comunidad Valenciana confirmó cinco casos el mismo día, tres en la provincia de Valencia y dos en Alicante. 

La Consejería de Salud en Asturias informó de dos casos el 31 de diciembre, y el servicio de vigilancia epidemiológica estudia si hay más casos de esta variante relacionados con un brote familiar con cuatro positivos. En Euskadi se han detectado hasta ahora seis casos, mientras que la Junta de Castilla y León investiga un posible caso. 

El caso de Castilla y León fue puesto como ejemplo de lo que no hay que hacer, ya que al parecer la persona viajó desde Reino Unidos con una PCR negativa, pero al llegar a España hizo varios viajes por Valencia y Madrid, pudiendo haber escampado así el virus.

Nuevas mutaciones preocupantes

La nueva variante del coronavirus es una mutación detectada el 20 de septiembre en la región de Kent, al sureste del Reino Unido. Semanas después, las autoridades británicas confirmaron el riesgo de mayor propagación de esta mutación. No hay evidencias de que produzca cuadros más graves de la enfermedad, pero sí tiene mayor transmisibilidad.

Se trata de una modificación de la proteína que se encuentra en la espiga con la que el virus se adhiere a la célula para entrar en ella, robar el material genético y replicarse. Es una adaptación evolutiva del virus con la que puede propagarse más y a más velocidad. Las autoridades sanitarias y la comunidad científica siguen investigando la nueva cepa y otra aparecida casi al mismo tiempo en Sudáfrica.