Los tres pueblos de España que serán confinados con más de un millón de personas dentro

La Comunidad de Madrid anuncia por sorpresa la restricción de la movilidad y las reuniones sociales en Parla, Leganés y Fuenlabrada, más tres distritos de la capital

Ciudadanos paseando por las calles de un municipio de España con mascarilla
Más de un millón de personas volverán a sufrir restricciones en España | Lanzadigital

España se prepara para afrontar las peores semanas de la segunda oleada y la Comunidad de Madrid se ha convertido en el epicentro de la crisis sanitaria. Otra vez. Ante la alarmante subida de casos positivos y hospitalizaciones, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha hablado ya de los primeros confinamientos selectivos para tres municipios.

El gobierno regional estudia la restricción de la movilidad y las reuniones sociales en Leganés, Parla y Fuenlabrada, más tres distritos de la capital (Puente de Vallecas, Usera y Ciudad Lineal), lo cual afectaría a 1,1 millones de personas.    

El criterio de la Comunidad de Madrid para aislar esas zonas no es solo que son las más afectadas sino también la conexión entre ellas. Al estar conectadas entre sí en el sur de la región, hay una mayor movilidad de personas que entran y salen con el riesgo de transmitir el virus con mayor rapidez.

Bajo la lupa está también Móstoles, aunque a pesar de ser colindante con esos municipios no sería confinado en una primera criba. También hay algunos barrios candidatos al confinamiento pero en el caso de los barrios no existen vías de acceso muy concretas que puedan ser fáciles de controlar por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Además, en Madrid hay hasta 21 distritos divididos a su vez en 131 barrios, cada uno de ellos con una situación epidemiológica distinta. Entre los más afectados se encuentran Villaverde y Carabanchel pero, al igual que Móstoles, se salvarían del confinamiento por ahora. 

Apoyo del Gobierno de Sánchez

En todo caso habrá que esperar la decisión del gobierno madrileño, que se pronunciará este viernes sobre el endurecimiento de las medidas anunciado ayer por la Consejería de Sanidad. De hecho, el anuncio causó sorpresa en el propio ejecutivo madrileño, que no mencionó nada sobre eso en el debate sobre el estado de la región celebrado el lunes.

El anuncio de confinamientos selectivos en el marco de una serie de medidas más drásticas causaron un auténtico revuelo en el gobierno de la Comunidad de Madrid, ya que sólo lo sabían el consejero, Enrique Ruiz Escudero, y la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Inmediatamente se suspendió la rueda de prensa prevista tras la reunión semanal del gobierno regional, y los dos socios de gobierno (PP y Ciudadanos) pactaron que no hubiera preguntas para el portavoz, Ignacio Aguado. Más tarde fue el propio consejero de Salud quien pidió perdón a los madrileños por la improvisación y el susto que pudo haber causado.

Ahora, todos los esfuerzos de la comunidad se centran en rebajar las cifras para estabilizar la situación. Con esa intención se reunieron el consejero con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien transmitió su preocupación por lo que está sucediendo en Madrid. Illa prometió la ayuda del Gobierno de Pedro Sánchez para aplicar las medidas que se crean oportunas.


Comentarios

envía el comentario