Sanitarios trasladando a un paciente con covid

Paso adelante para reducir el número de fallecidos por covid

Puede ser el primer gran avance contra la mortalidad del virus

Desde el inicio de la pandemia uno de los grandes objetivos de muchos médicos ha sido dar con un fármaco que fuera eficaz para tratar a los pacientes que les llegaban, con el principal objetivo de reducir la mortalidad. A lo largo de estos meses se han ido probando e investigando diversos fármacos que de momento no tenían el éxito deseado. Hasta el momento solo se había conseguido combatir algunos síntomas y, aunque existen algunos medicamentos prometedores, prácticamente no había manera de combatir la enfermedad cuando ya estaba más avanzaba y acaba produciendo la muerte. 

Pero esto podría cambiar gracias a lo descubierto por expertos en un ensayo realizado en el Reino Unido. El estudio 'Recovery', impulsado por las propias autoridades sanitarias británicas, podría haber dado con la clave para que el número de muertes que provoca la Covid-19 se reduzca drásticamente. Todo gracias al tocilizumab, un antiinflamatorio compuesto por un anticuerpo monoclonal que hasta ahora era utilizado para tratar la artritis reumatoide. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

En principio los datos de la toma de este medicamento por si solo podrían no parecer muy espectaculares. Lo que estiman los resultados del estudio es que se reduce un 4% en los enfermos que han desarrollado la enfermedad en estado grave. 596 (29%) de los pacientes que tomaron tocilizumab murieron en un plazo de 28 días, en comparación con 694 (33%) pacientes del grupo de atención habitual y que no recibieron este medicamento. 

Así de entre los 2.000 pacientes que se estudiaron en el ensayo 'Recovery', de cada 25 pacientes que fueron tratados se pudo salvar la vida de uno. De ahí sale el dato de una reducción del 4%, entre la diferencia del porcentaje de mortalidad entre recibir o no el tratamiento. 

El cóctel de fármacos que reduce la mortalidad a la mitad

Aunque esta es solo una parte del estudio. No solo se ha analizado el impacto que tiene esta componente, que fabrica y comercializa Roche bajo el nombre de Actemra, sino que se ha estudiado cuál es su comportamiento junto al otro tratamiento que se ha demostrado que es efectivo cuando la enfermedad está muy avanzada y la vida del paciente ya pende de un hilo, la dexametasona. Y es que este mismo estudio había descubierto en junio de 2020 que este esteroide, relativamente barato, reducía la mortalidad provocada por el covid. 

Se ha querido estudiar como afecta la combinación de estos medicamentos tanto en pacientes menos graves que solo requieren oxígeno con mascarilla como en aquellos más graves y que necesitan un respirador mecánico en la UCI. Y los resultados no pueden ser más prometedores. En el primer grupo el número de fallecidos se redujo en torno a un 30%, mientras que en el segundo la cifra se disparaba hasta un 50%. 

Uno de los investigadores jefes del estudio y catedrático de Enfermedades Infecciosas Emergentes del Departamento de Medicina Nuffield de la Universidad de Oxford, Peter Horby, explicaba que hasta ahora «no estaba claro qué pacientes podían beneficiarse del tratamiento» de tocilizumab. Pero añade que ahora «los beneficios del tocilizumab se extienden a todos los pacientes de COVID con niveles bajos de oxígeno y una inflamación significativa. Además afirma que «el doble impacto de la dexametasona más el tocilizumab es impresionante y muy bienvenido». 

Hace unos meses, este mismo estudio había apuntado que el tocilizumab aumentaba la probabilidad de ser dado de alta con vida en 28 días del 47 al 54 por ciento. Esto se detectó en todo tipo de pacientes desde los que requerían oxígeno a través de una simple mascarilla facial hasta los que necesitaban ventilación mecánica en una unidad de cuidados intensivos.