Público en un acto cultural con mascarilla cumpliendo las medidas de seguridad impuestas

La distancia de seguridad podría no ser eficaz y los científicos explican por qué

Varios estudios ponen en cuestión la capacidad del distanciamiento físico para evitar los contagios frente a otras medidas como la mascarilla

Con la pandemia en marcha y de oleada en oleada, los científicos siguen investigando sobre el comportamiento del nuevo virus y la mejor manera de hacerle frente. Las nuevas evidencias hacen replantear continuamente las medidas de prevención, y una de ellas podría no ser tan efectiva como se creía: la distancia de seguridad.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Lo dicen los científicos que han participado en la Reunión Anual de la División de Dinámica de Fluidos de la Sociedad Americana de Física. Según las pruebas que han aportado, el peligro de reunirse en espacios cerrados, especialmente si hace frío y humedad, es tan alto que incluso con la distancia de seguridad te expone al contagio.

Una de las expertas que intervino en el simposio es la profesora Lydia Bourouiba. Como directora del Laboratorio de Dinámica de Fluidos de Transmisión de Enfermedades del MIT, en Estados Unidos, lleva diez años estudiando las enfermedades infecciosas y su transmisión, y ha llegado a la conclusión que el verdadero riesgo está en la saliva expulsada.

«Las exhalaciones no son gotitas aisladas sino que salen de forma turbulenta en una nube de gas crítica para cambiar la física de la evaporación de las gotitas dentro de ella». Según los estudios que ha realizado esta experta en física matemática, en el contexto de las enfermedades infecciosas, y en particular de la Covid-19, se observa la importancia de cambiar las pautas de distanciamiento y protección basadas en la investigación de dinámicas de fluidos.

Otra voz experimentada es la de Dhrubaditya Mitra, científico del Instituto Nórdico de Física Teórica que junto con su equipo ha descubierto algo relevante. A través de las ecuaciones matemáticas que rigen el perfume pudieron calcular cuánto tiempo tardan las gotas virales en llegar a su interior. Y el resultado es que lo hacen en poco tiempo.

La base del experimento es la forma en la que el perfume utilizado por alguien en la mesa de al lado llega a tu nariz, a través de una turbulencia de aire. Las gotitas expulsadas por alguien con coronavirus, al hablar, toser o estornudar, se comportan de la misma forma. Y los científicos han descubierto que estas gotas se mueven muy rápido, como una bala.

Según los cálculos del equipo de investigadores, si estás parado a tres menos de una persona infectada, es casi seguro que sus gotas te alcanzarán en un minuto. Por eso la distancia de seguridad podría no ser suficiente para prevenir el contagio.

Mitra considera que lo que demuestra la investigación es «lo inútiles que son las reglas de distanciamiento social una vez estamos dentro». Las gotitas no solo se mueven más lejos y más rápido de lo que pensaban, sino que además pueden sobrevivir más tiempo. 

Datos anticuados

Desde hace décadas los científicos acumulan datos sobre este tipo de cuestiones, lo cual ha llevado a calcular una distancia de seguridad estándar. Pero las nuevas evidencias lo ponen en cuestión. Como por ejemplo, las presentadas por físicos de la Universidad de Twente, según los cuales la vida de las gotas puede extenderse cien veces más de lo que se creía hasta ahora.

Detlef Lohse es director de uno de esos equipos, y explica que «las actuales normas de distanciamiento social se basan en un modelo que a estas alturas debería estar anticuado». En un espacio frío y húmedo, las gotas exhaladas no se evaporan de forma tan sencilla, y la bocanada caliente también las protege y prolonga su vida útil.

Investigadores de la Universidad de Toronto aseguran que algunas gotitas son más propensas que otras a contagiar. Utilizando experimentos con gotitas de saliva humana y análisis computacionales, hallaron que las gotas más infecciosas tienen un tamaño de 10 a 50 micrones. Lo cual lleva a concluir que si todo el mundo llevara una mascarilla para evitar la expulsión de las gotitas, los contagios se reducirían mucho.

Se trata de nuevos resultados que desmontan lo que se pensaba hasta ahora e introducen el peor escenario sobre cuánto tiempo puede sobrevivir el virus. 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio