Primer plano de un ciudadano chino con una mascarilla con el mapa y la bandera de china

La afirmación de China sobre el origen del coronavirus que lo cambia todo

El Ministerio de Exteriores del país asiático señala que el origen del virus procede con total seguridad de otro lugar

Una de las grandes dudas que permanece en el aire desde que se inició la pandemia es el origen de la misma, quizás por esa necesidad innata que tienen los seres humanos de cuestionarse el porqué de las cosas. China ha asegurado que el coronavirus tal y como se conoce hoy en día fue hallado en muchos lugares del país asiático durante el otoño de 2019, y que su aparición se debe a un «asunto científico muy serio».

Así lo ha comunicado la portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, que según informaciones de Australia, Italia y otros países, se encontró «en múltiples lugares en el otoño de 2019 y el marco temporal del primer brote se está actualizando constantemente». Esta afirmación choca directamente con las múltiples teorías que han acompañado al patógeno, cuyo origen se ha achacado en numerosas ocasiones al ámbito animal.

La representante del gobierno echa balones fuera con este argumento, y lo hace como respuesta a la prensa de su país que cuestiona la procedencia del mismo. «¿No son estos hechos y no propaganda china?» lanzaba la delegada del gobierno en un mitin.

Las múltiples variables del virus

También aprovechó para mencionar la aparición de la nueva variable del coronavirus para respaldar la alta capacidad de adaptación del Covid. Señaló la mutación aparecida en el Reino Unido y clarificó que «el Gobierno (británico) no hizo ningún anuncio oficial hasta diciembre». 

El hecho que tampoco ha desmentido es que el coronavirus no se originara en China, asegura que decir tal afirmación sería una «conclusión descabellada». «Como hemos dejado claro repetidamente, la posición oficial del Gobierno chino de trazar el origen es un asunto científico muy serio. Debemos confiar en los científicos y los expertos médicos para llegar a una conclusión en ciencia y hechos» comentó.

Otro de los comunicados señaló a las teorías conspiranoicas que han señalado al gobierno asiático, ya que apunta que se realiza una «terrible injusticia de la BBC y algunos otros medios occidentales en asuntos referentes a China ¿Por qué hay tantas teorías de la conspiración contra China si se trata de un asunto científico y los expertos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, están conduciendo aún su investigación» argumentó.

La OMS investiga el origen de la pandemia

Desde la organización se destinó el pasado jueves un equipo de expertos a Wuhan que actualmente guardan cuarentena de 14 días, para ponerse a trabajar en el lugar asignado a partir del 28 de enero. La misión cuenta con científicos numerosas sedes internacionales, tales como EEUU, Japón, Rusia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar.

Desde la prensa una de las informaciones que ha cobrado más fuerza es la que apunta a la contaminación por alimentos congelados que fueron surtidos antes en otros países, y más tarde llegarían al territorio chino. Según Xinhua, una agencia estatal, existen pruebas de «que el Covid habría circulado fuera de China antes de lo que se creía» y señala directamente a países como Brasil, Francia, Italia o España.

«Encontrar el origen del coronavirus es un rompecabezas científico. Que Wuhan fuera la primera ciudad en detectarlo no significa que su origen esté allí» asegura la misma empresa de comunicación.

Lo que está claro es que la necesidad imperiosa que existe sobre el humano de conocer el origen de las cosas, en ocasiones lleva a tomar medidas precipitadas y poco consensuadas. Como por ejemplo ocurre con el origen del Covid, atrás comienzan a quedar aquellas informaciones relacionadas con la sopa de murciélago, o el pangolín, que consiguieron una fama sin precedentes lejos de basarse en hechos científicos demostrables.