Fotografia de un hospital saturado de enfermos de coronavirus

Una comunidad, desbordada. Pide confinamiento ya: 'Habrá 50 o 60 fallecimientos al día'

El vicepresidente ya ha advertido de que la situación es grave y va a peor

Castilla y León es una de las comunidades de España que se encuentra en una situación crítica. Los últimos datos que han registrado de la pandemia del coronavirus no ha sido para nada buenos, y, día a día, van empeorando. 

De hecho, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno ha dado un dato bastante preocupante. Ha llegado a asegurar que, de seguir los números como hasta ahora «en breves días» se van a empezar a registrar, en la comunidad «entre 50 y 60 muertes, incluso puede que muchas más».

Igea ha advertido así de la «gravedad de la situación», afirmando que llegan «dos semanas críticas» en la evolución de la pandemia. Ha querido destacar también lo que puede llegar a empeorar la situación en los hospitales y centros de salud si no se consigue frenar esta tercera ola.

Ha asegurado que, teniendo en cuenta las últimas dos semanas, lo que va a llegar en las próximas que viene va a dejar una situación «muy dificil» en cuanto a presión hospitalaria, por lo que se van a necesitar todas las camas de intensivos. «Estamos ante una pared de crecimiento de casos», ha dicho.

Pide al Gobierno que se plantee el confinamiento domiciliario

Así pues, y viendo que la situación de Castilla y León no es la única que avanza a peor en los últimos días, el vicepresidente de la Junta ha querido lanzar un mensaje al gobierno d Pedro Sánchez: Quieren que se empiece a plantear ya un confinamiento domiciliario.

«No es momento de hacer ningún otro cálculo», ha asegurado Igea, quien ha catalogado de «responsable» el hecho de que se tomara como opción esta medida. Asegura que pensar en esa posibilidad puede hacerse necesario «en muy pocos días» si la curva de contagios sigue en ascenso.

Sin embargo, teniendo en cuenta que, por el momento el Gobierno no parece plantearse tal opción, la Junta de Castilla Y León ya está tomando sus propias medidas.

Hoy por hoy ya recomiendan a los ciudadanos no salir de casa bajo ningún motivo, únicamente para situaciones de fuerza mayor o «para ir al trabajo». Además, también se está recomendando evitar todo tipo de reuniones entre personas que no sean convivientes.

El vicepresidente ya ha dejado claro con estas nuevas medidas pretenden acercarse lo máximo posible a conseguir un confinamiento total, que debería ser dictado por el Gobierno central: «Vamos a ver hasta dónde podemos llegar legalmente».

«Hemos estado tomando medidas (....) la Comunidad ha trabajado y está trabajando», ha asegurado el portavoz de la Junta. Además, ha querido dejar claro que son conscientes de que las empresas no son culpables de la expansión de los contagios: «Somos conscientes de que ninguno de esos sectores es responsable».

Como decíamos, los datos de Castilla y León no son para nada buenos, es por ello que ya se está hablando de medidas más drásticas.

La comunidad llega a su peor dato de contagios

2.321 casos nuevos, es la cifra que se ha registrado en la última jornada, el peor dato desde que se inició la pandemia en la comunidad. Además, en cuanto a los fallecimientos, han sido 11 los que se han sumado al total, lo que todavía queda muy lejos de los 50 o 60 que prevé Igea para los próximos días.

La presión asistencial tampoco deja de crecer, y cuantos más casos se vayan sumando más aumentará, algo que también preocupa bastante.