Dosis de la vacuna en la Comunidad de Madrid el 27 de diciembre de 2020

Los 28 casos de Covid en España que tienen a todos en vilo

Las nuevas cepas aún no han proliferado en nuestro país pero mantienen en vilo a la comunidad internacional

Las nuevas cepas del virus que comenzaron a detectarse a finales del año pasado y lo que en un primer momento se creía que sería una consecuencia puntual, se ha convertido en el gran desafío de la comunidad sanitaria internacional. Hace más o menos un mes desde que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, rechazara la posibilidad de que estas variables de virus se convirtieran en las predominantes en España.

La realidad ha sido completamente diferente, ya que en algunos territorios su incidencia llega al 40% del total, un dato que pone en jaque el plan de vacunación actual y siembra más dudas sobre la ya cuestionada organización. Por el momento se continúan cotejando diferentes fechas aunque la intención de la delegación gubernamental es llegar a la cifra del 70% de vacunados para la época veraniega. 

Por el momento la que más se ha expandido por todo el territorio es la que procede precisamente del territorio anglosajón. Su nombre oficial es B.1.1.7. y es la más dominante en los territorios de Israel, Irlanda y el propio Reino Unido. Su nivel de contagio es tal que se han confirmado alrededor de 8.600 casos en 31 estados europeos. En España la cuantía sube a 898 mediante secuenciación, aunque como ocurre con el resto de variantes, la cifra real es superior a la recogida.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Más transmisión e incremento de la letalidad

Es el mensaje principal que se ha transmitido desde las organizaciones sanitarias, aunque no todas las noticias iban a ser negativas, de hecho según algunos estudios el efecto sobre la inmunidad es escaso y la reducción en la efectividad de las vacunas es muy leve. 

Según comienzan a evaluar algunos investigadores a nivel global sí habría otras cepas con una mayor peligrosidad, ya que tienen mayor incidencia en los sueros utilizados. De hecho son 28 los casos que registran en la actualidad mutaciones del virus y que ponen en riesgo las vacunas suministradas hasta la fecha. Una de ellas es la sudafricana.

La B.1-351 es una cepa que cuenta con un caso registrado en Galicia, otro en Cataluña y cuatro en la Comunidad Valenciana. Hay otros 15, pero se encuentran bajo estudio y cotejo de que realmente pertenezcan a este grupo. Esta variante comparte con la británica una capacidad de transmisión mayor, pero a diferencia de su hermana, tiene una reducción sobre la neutralización de sueros mayor, y sobre todo, reduce de forma moderada y alta la capacidad de actuación de las vacunas existentes. 

De la que existen más dudas hasta la fecha es de la brasileña, que fue descubierta por Japón cuando unos turistas provenían de la Región de Manaos. De ella, por el momento, no se han realizado estudios en profundidad, pero si se ha determinado que como las anteriores, es más infecciosa. En España se contabiliza un caso confirmado, de un viajero que procedía del territorio sudamericano.

La última actualización del informe de Sanidad sobre la situación de las nuevas cepas no solamente se reduce a estas tres, ya que hay otras modificaciones genéticas del patógeno que también puede llegar a amenazar al sistema de salud.

Las nuevas cepas

El número de variables que se contabiliza hasta la fecha no acaba en estas tres, sino que se han reportado tres más que ponen en peligro la lucha contra la pandemia. Una de ellas es la P.2, detectada en Río de Janeiro y de la que se han encontrado 11 casos en España, todos viajeros.

La B.1525 procede de Nigeria y se ha encontrado en países como Dinamarca, Noruega o Canadá. En España se ha diferenciado un caso en Cataluña, y su impacto también se encuentra bajo estudio. La última de ellas es la B.1.429 que procede de California. Según apunta Sanidad no hay casos en España y guardaría cierta similitud con la primera cepa británica.