Coronavirus: El pueblo español que ha pedido que no lleven a los niños al colegio

Se ha pedido la realización de test masivos a sus vecinos y se ha recomendado a los padres no llevar a sus hijos al colegio desde este miércoles

Persona realizando una prueba PCR de coronavirus
«La Junta es la que debe de valorar la situación y tomar las medidas», ha insistido la concejal de Cultura, Belén Vertedor | España Diario.net

El Ayuntamiento del municipio sevillano de Casariche ha pedido la realización de test masivos a sus vecinos y ha recomendado a los padres no llevar a sus hijos al colegio desde este miércoles, cuando comenzarían plenamente las clases, ante el riesgo de contagio por coronavirus en un momento en el que incluso los bares y tiendas del pueblo están cerrando por propia iniciativa para intentar disminuir la exposición a la Covid-19.

La concejal de Cultura, Belén Vertedor, ha indicado a Europa Press Televisión que la situación actualmente es «bastante complicada» y que incluso el epidemiólogo del área de gestión sanitaria de Osuna ha hablado de la necesidad de tomar medidas ante una «transmisión comunitaria». Vertedor señala que hay contabilizados 45 casos por parte de la Junta de Andalucía, pero advierte de que esa cifra es «mucho mayor» porque esos son los casos con PCR hechos en centros públicos. «Por lo privado hay muchos más no contabilizados», indica, añadiendo que a ellos se suman los que están en proceso de realizarse pruebas.

En este marco, explica que desde la pasada semana están pidiendo a la Delegación Territorial de Educación que tome medidas, pero «no tenemos respuesta y ellos son los que tienen potestad de restringir». «El epidemiólogo avisa de que la zona está en alto riesgo y plantea que se solicita un comité que valore la situación de Casariche», añade, apostando por la realización de test masivos para la toda la población para «ver los focos y localizar a los asintomáticos».

Vertedor llama la atención sobre la preocupación existente en el municipio e incide en que, tras pasar «meses muy duros con los niños encerrados cuando el pueblo estaba tranquilo» de contagios, «ahora no es el momento de que vuelvan».

De este modo, llama la atención sobre la actitud de la población, mientras que «los bares han decidido cerrar sus puertas, igual que las tiendas, que están llevando los alimentos a los vecinos» para reducir las salidas de los habitantes de Casariche y su exposición al virus.

«La Junta es la que debe de valorar la situación y tomar las medidas», insiste, a la par que recomienda «a todos los padres que no lleven a los niños al colegio». «No tenemos potestad para obligar, pero sí lo recomendamos», agrega, tras recordar que los casos encontrados provendrían principalmente de varias celebraciones, mencionando dos bodas celebradas fuera de este pueblo pero al que habrían acudido vecinos de aquí.


Comentarios

envía el comentario