Una terraza con el camarero y los clientes usando mascasrilla durante la pandemia

El cambio que podría hacer el Gobierno con las mascarillas: 'Es planteable'

Ha hablado sobre ello la vicepresidenta Carmen Calvo hoy mismo

Las mascarillas están siendo uno de los elementos más visibles en esta lucha contra el coronavirus que se está librando en prácticamente cada país del mundo.

Se han convertido ya en una herramienta más de nuestro día a día, puesto que se trata de una de las formas más simples de tratar de disminuir la posible propagación del virus, y algo que preocupa a los ciudadanos sobre ellas es su precio. Hoy mismo la vicepresidenta Carmen Calvo ha hablado sobre ello asegurando que una bajada del IVA de las mascarillas es «planteable».

Desde un primer momento Sanidad recomendó en España una serie de cosas y comportamientos individuales para tratar de reducir al máximo la exposición al covid. Lavado de manos continuo, distancia de seguridad entre personas y, más adelante, el uso de la mascarilla.

Mientras que en un primer momento no se trataba de una cosa obligatoria, con el paso de las semanas y meses, el Gobierno y las comunidades decidieron, finalmente, imponer su uso como una de las medidas obligatorias para poder tratar de frenar la expansión del virus. Demostrado está que, pese a que puede que llevarlas no garantice al 100% contagiar o ser contagiados, su correcto uso puede disminuir de forma bastante notable el riesgo de que esto suceda.

Así pues, las mascarillas se han convertido en pocos meses en un complemento más de nuestro vestuario, aunque en este caso, se trataría más de una herramienta sanitaria. Sea como sea, lo que importa es que todo el mundo se ve ahora obligado a tener mascarillas, ya sea sanitarias, hechas a mano siguiendo las normas y recomendaciones de Sanidad o de algún otro tipo.

Se han convertido en un elemento indispensable y que todo el mundo debe tener y, por lo tanto, en la gran mayoría de casos, comprar. Es por ello que son muchas las quejas que hay respecto al precio de las mascarillas. Actualmente cuentan con un IVA del 21% y este es el principal motivo de quejas, puesto que son muchas las personas que consideran que se han convertido en un bien básico por el que no deberían cobrarse tantos impuestos.

Hay que recordar que el mes pasado ya surgió en España una polémica respecto a este tema al conocerse el precio que tenían las mascarillas en un país vecino como Portugal. Fue un español de visita en el mencionado país quien lo provocó al entrar en un supermercado luso y ver el precio de las mascarillas.

Un paquete de 20 mascarillas podía comprarse por un precio de 1,74 euros, es decir, cada mascarilla tenía un coste de 0,087 céntimos, mucho más barato que en España, donde el precio está marcado en unos 0,96 céntimos por mascarilla, de las de tipo quirúrgico. El descubrimiento del hombre se hizo viral en redes y la polémica por este tema llegó más fuerte a España.

«Es planteable» bajar el IVA de las mascarillas

Todo este debate se le ha planteado hoy mismo a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo después de que la Comisión Europea haya anunciado que no va a sancionar a aquellos países que decidan bajar el IVA de las mascarillas. Calvo ha afirmado que, pese a que una bajada del IVA de este producto «es planteable», no se trata del debate principal que se debe tener en estos momentos.

La vicepresidenta ha querido aclarar que por el momento no es algo que se haya planteado seriamente, aunque será una decisión que podría tomarse: «Siempre estamos abiertos a poder estudiarlas, pero somos un gobierno absolutamente ejemplar en Europa por haber tomado decisiones firmísimas, movilizando muchos recursos», asegura.

En este sentido, Calvo ha afirmado que bajar el IVA de las mascarillas no supondría para el Estado un gran perjuicio a nivel económico, por lo que podría ser viable tomar tal decisión, sin embargo, no ha querido dar más detalles: «No es una gran cantidad y una gran decisión, que nos lo podemos plantear, que evidentemente la norma que lo prohíbe está en vigor y que cada país está tomando decisiones».