'Ya estamos volviendo a priorizar entre pacientes de coronavirus'

El intensivista Carlos Velayos da la voz de alarma ante lo que está ocurriendo en Madrid

Un paciente del Hospital Virgen de las Nieves de Granada y un profesional sanitario con EPIs
Carlos Velayos ha alertado que en su hospital de Madrid tienen que priorizar entre pacientes de Covid | Europa Press

Carlos Velayos, 47 años, es uno de los intensivistas en un hospital mediano del sur de Madrid y siempre es muy activo en su cuenta de Twitter. Desde su perfil, ha llamado la atención sobre el sufrimiento de muchos de sus pacientes. El médico ha ofrecido una entrevista en 'La Vanguardia', donde muestra su preocupación por la situación actual de la epidemia en Madrid.

Velayos habla de lo que supone el ingreso en la UCI para los pacientes: «Se enfrentan solos, absolutamente solos, porque la Covid-19 no deja entrar a los familiares, a la noticia de que no está funcionando y necesitan que les intubemos. Digerir eso es duro de verdad. Están sufriendo una insuficiencia respiratoria aguda que apenas les deja entrar aire, con mucho miedo, colocados boca abajo, en una mano el móvil y en la otra el pulsador para llamar a la enfermera», asegura.

Sobre el problema de camas UCI en su hospital, el intensivista afirma que «es un centro mediano, de 400 camas de una de las ciudades madrileñas con más casos de Covid-19 y que contaba con 12 camas de intensivos. Ya las han duplicado robando espacio a las urgencias de ginecología y al hospital de día quirúrgico. Ya tienen 24 camas, el doble, y 18 de ellas ocupadas por enfermos de la Covid-19», confiesa.

Preguntado por lo que harán si siguen aumentando los ingresos, el médico afirma que «nos estamos planteando la mayoría de los hospitales empezar a suspender las cirugías programadas, porque no habrá suficientes ucis disponibles. See ha incrementado la plantilla para hacer frente a este aumento, pero no lo suficiente para atender al doble de enfermos, así que vamos agotados, multiplicando guardias. Yo voy por siete al mes».

«Estamos agotados, y me siento estupefacto ante la inacción de la Comunidad»

Ante el miedo de enfrentarse a otra ola como la de marzo y abril, Velayos apunta que «en agosto, con todo muy controlado, teníamos enfermos graves, pocos, así que podíamos hacer intervenciones precoces y procuramos siempre evitar llegar al respirador y la sedación alargando el oxígeno. Solo se hace cuando no hay otra opción. Ahora seguimos intentando escalar el tratamiento, pero estamos en otro momento: hay días que ya tenemos que priorizar la cama de uci entre varios posibles candidatos de la sala Covid-19».

Finalmente, Velayos confiesa que «estamos agotados, y me siento estupefacto ante la inacción de la Comunidad. Las previsiones que estamos viendo es que la dinámica de ingresos en los hospitales no se aplane hasta finales de octubre. Nos quedan 20 o 25 días de subida. Si con las restricciones y medidas que se tomen ahora las cifras notarán algo en 10 días, el impacto en la ucis no llegará hasta al menos 20. Mientras, seguirá creciendo».


Comentarios

envía el comentario