Imagen de archivo de una calle de España de noche

Cantabria toma medidas: adelanta el toque de queda a las 22 horas y el cierre de tiendas a las 21.30

El objetivo pasa por frenar la expansión de coronavirus y reducir la presión hospitalaria y en las UCI

La pandemia avanza y Cantabria, que vive con el anhelo de intentar tener unas Navidades mínimamente normales, toma más medidas. El adelanto del toque de queda en la comunidad entra en vigor a las 22.00 horas de este sábado, 14 de noviembre, con el claro objetivo de frenar la expansión de la Covid-19 por el territorio y prevenir así el colapso de los hospitales. Hasta hoy, el toque de queda estaba fijado a partir de las 00.00 horas.

Asimismo, otra de las medidas que se aplicará a partir de este fin de semana será también el cierre de establecimientos a partir de las 21.30 horas. Las medidas han sido anunciadas por el presidente de la región, Miguel Ángel Revilla, que ha explicado también que el seguimiento de las restricciones debe ser «imprescindible» para bajar unas cifras disparadas en la región.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Y es que los datos hablan por si solos. Cantabria registra actualmente un rango diario que va entre los 220 y 300 contagiados. Cifra que habla por si sola y, aunque actualmente hay 13 comunidades españolas en las cuales la incidencia es mayor, el mismo Revilla asegura que la prioridad debe ser la de no «colapsar» el sistema sanitario.

Día negro en Cantabria

Las últimas cifras que deja el coronavirus así lo indican. La región registró el pasado viernes, 13 de noviembre, un total de cinco fallecidos y 226 nuevos contagios. Las muertes desde el inicio de la pandemia, asimismo, se elevan hasta las 278; y el total de contagios activos en la región es de 3.491.

Por si fuera poco, la distribución por hospitales de los pacientes ingresados es de 135 en el Hospital Valdecilla de Santander, 38 en el de Sierrallana de Torrelavega, 4 el Tres Mares de Reinosa y 19 en el de Laredo. Por lo que, para evitar el «colapse» del que hablan las autoridades, es más que una obligación seguir las restricciones.

Por ello, Cantabria opta por seguir los pasos de comunidades como Madrid o Cataluña e iniciar su toque de queda a partir de las 22.00 horas (sobretodo para evitar el contacto entre jóvenes y evitar botellones) y cerrar todas sus tiendas a las 21.30 horas.

La curva se mantiene

La instrucción es clara: mantener la curva. Todo lo que sea subir será malo para una comunidad que ahora impone drásticas medidas para frenar la expansión del Covid19 en su territorio.  «La curva está mantenida en el sentido de que no ha empeorado», comentó ayer el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, justo antes de hablar de las nuevas medidas que entraran en vigor esta misma noche en Cantabria.

En la misma línea, el consejero expresaba su voluntad de que las restricciones impuestas «tengan efecto ya en el sentido de disminuir, no de mantener, porque no podemos mantener un nivel de estrés tan grande en los hospitales durante tanto tiempo». La situación de los hospitales, de hecho, ya habla por si sola en toda España por lo que Cantabria toma ahora medidas todavía más drásticas para prevenir una situación crítica en los centros sanitarios.