Gente paseando con mascarilla durante la pandemia del coronavirus

El gesto que seguramente haces cada día y es letal: se puede fallecer por Covid

Un estudio de la revista Internacional Journal Obesity explica que caminar lento o andar arrastrando los pies guarda una correlación directa con la grave enfermedad o la muerte por Covid

¿Es extraño? Sí, desde luego. El último estudio publicado sobre los posibles efectos y consecuencias de la Covid-19 demuestra algo muy pocos podían sospechar: caminar lento aumenta exponencialmente las probabilidades de sufrir enfermedad grave a causa del coronavirus o, incluso, dispara las posibilidades de morir por Covid-19. Un estudio de varios investigadores del Reino Unido y publicado en la revista Internacional Journal Obesity explica que caminar lento o andar arrastrando los pies guarda una correlación directa con la grave enfermedad o la muerte por Covid.

De hecho, a muchos no les cogerá por sorpresa, pues sí se sabía que las personas obesas tenían muchas más posibilidades de morir en caso de infectarse por coronavirus. Ahora, y más concretamente, el estudio de la Internacional Journal Obesity indicó que las personas que caminaban lento presentaban más del doble de probabilidades de desarrollar el Covid-19 de manera severa y 3,75 veces más posibilidades de morir a causa de la enfermedad. En el estudio, asimismo, se analizaron los datos de más de 412.000 británicos de mediana edad.

La obesidad, el gran ‘handicap’ en la lucha contra el coronavirus


La edad, el sexo masculino, la obesidad y enfermedades previas han surgido como factores de riesgo que empeoran el pronóstico de la Covid-19, según el estudio hecho en mayo de 2020 en el Reino Unido y publicado en la revista 'The British Medical Journal'. Así, según dicha investigación, el riesgo de muerte aumenta a partir de los 50 años, tal como también pasa por el hecho de ser hombre, sufrir obesidad o tener una enfermedad subyacente de coro, pulmón, hígado o riñón.

Los estudios realizados en China han informado sobre los factores de riesgo asociados con la Covid-19 grave, pero faltaban estudios que describan las características y los resultados de los pacientes que han sido hospitalizados a Europa.

Para abordar esta brecha de conocimiento, un equipo de investigadores del Reino Unido analizó los datos de 20.133 pacientes con coronavirus, ingresados en 208 hospitales de curas intensivas en Inglaterra, Gales y Escocia, entre el 6 de febrero y el 19 de abril de 2020.

Esto representa alrededor de un tercio de todos los pacientes ingresados en hospitales con la Covid-19 en el Reino Unido. La edad mediana de los pacientes del estudio era de 73 años, y el número de hombres que ingresaron en el hospital (12.068; 60%) fue mayor que el de mujeres (8.065; 40%).