Mujer en invierno usando una mascarilla en la calle en la ciudad

El cambio en el uso de las mascarillas en Europa que marca el camino para España

Varios países han cambiado su actual normativa

Es un debate que se viene produciendo casi desde las primeras semanas de la pandemia. Está en boca de todos si realmente todas las mascarillas que usamos y que están en el mercado son realmente efectivas contra el coronavirus

Sabemos que las más extendidas y las que usamos la mayoría son las mascarillas higiénicas. Acostumbrados ya a llevarlas siempre con nosotros, si se usan bien impiden realmente que si tenemos el covid podamos contagiar a otros aunque no evita que nosotros lo podamos coger. Además de estas, también son muy utilizadas las mascarillas de tela, como sabemos más baratas, pero de las que algunas veces es difícil saber si están homologadas. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y mientras todo parece apuntar que el uso de las mascarillas irá para largo, hay varios países de nuestro entorno que ya están introduciendo importantes cambios en su normativa. Aunque no exista una normativa europea que concrete que medidas hay que tomar la realidad es que han decidido declararle la guerra a las mascarillas de tela y apostar claramente por el uso prioritario de las quirúrgicas e, incluso, de las FFP2. 

Adiós a las mascarillas de tela

Media Europa está viendo como los casos se están disparando y todo apunta a la misma causa. La aparición de la nueva cepa británica que como ya se ha venido comentado es hasta un 60 o un 70 por ciento más contagiosa. Es por este motivo que los diferentes gobiernos quieren que sus ciudadanos tengan la máxima protección, gracias a una filtración máxima en sus mascarillas, cosa hartamente difícil con algunas mascarillas de telas caseras. 

En este sentido, el que ha decidido tomar una decisión más contundente ha sido el gobierno alemán. A partir de ahora ha quedado prohibido el uso de las mascarillas de tela en los espacios públicos. En el país germano para acceder al transporte público, los comercios o a los edificios públicos será necesario llevar una mascarilla profesional. 

Entre estas mascarillas que serán de uso obligatorio en Alemania están tanto las quirúrgicas como las FFP2. La razón que ha llevado al gobierno de Angela Merkel a tomar esta decisión es que estas son realmente las que son útiles para reducir los contagios. 

También decidió apostar por un cambio similar el gobierno de Austria. El país centroeuropeo fue incluso un poco más allá. Y es que en medio de un endurecimiento de las medidas, con un confinamiento casi total hasta el próximo 7 de febrero, aquí es obligatorio el uso de las FFP2 tanto en supermercados como en el transporte público, prácticamente de las pocas actividades que quedan abiertas. 

Un poco más flexible sí que es la actual normativa en Francia. Aunque no se ha querido dar el paso de una prohibición, el gobierno de Macron si se ha hecho una recomendación explícita para que no se usen las mascarillas de tela no homologadas y que no filtran más de un 70%. La recomendación es que se intente utilizar aquellas mascarillas que filtran, al menos, un 90%. 

Cómo está la normativa en España

Habrá que ver si estos cambios en el resto de Europa acaban animando al gobierno de Pedro Sánchez a introducir alguna modificación en nuestro país. Hay que recordar que la normativa, aprobada por Consumo, considera a las FFP2 unas mascarillas de uso profesional y que se deberían reservar para el personal sanitario y resto de trabajadores que tienen contactos con contagiados. 

Además, en España están recomendadas las quirúrgicas para aquellas personas que pueden presentar síntomas. El gobierno español sigue recomendando el uso de las mascarillas higiénicas en el uso habitual, y eso que hay algunos centros médicos o empresas que han prohibido su uso.