primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

El cambio que piden 100 científicos al Gobierno para frenar la pandemia: 'Es urgente'

Han enviado una carta a Sanidad pero también a las comunidades

Desde el inicio de la pandemia, han sido muchos los expertos y científicos españoles que han tratado de poner su experiencia a manos del Gobierno y de las comunidades autónomas para mejorar la lucha contra el coronavirus. En los últimos meses, uno de los descubrimientos más importantes ha sido la demostración que el contagio por aerosoles es posiblemente la mayor fuente de transmisión de la covid-19. 

Pero pese a ello, muchos virólogos y epidemiólogos españoles creen que las actuaciones que se están llevando hasta ahora desde las administraciones no son suficientes. Es por eso motivo que un grupo de 100 expertos, donde también otros científicos o médicos, han hecho llegar una carta al ejecutivo de Pedro Sánchez pero también a los autonómicos con una serie de propuestas para mejorar la respuesta a la transmisión del virus por aerosoles. 

Entre los firmantes se encuentra la conocida viróloga del CSIC Margarita del Val, el médico de urgencias Cesar Carballo o el epidemiólogo Juan José Badiola. Una de las peticiones más obvias que hacen es que haya «una actuación coordinada y urgente» para reducir la exposición a estas pequeñas gotas de saliva que recuerdan tienen un «papel central en el contagio de interiores». Afirman que «todavía se está a tiempo de garantizar un despliegue generalizado de las medidas de prevención disponibles antes del próximo otoño». 

Un uso todavía más estricto de las mascarillas

Por un lado, uno de los aspectos que vean todavía totalmente indispensable es el uso de las mascarillas. Y es que hacen un llamamiento al uso obligatorio en todas circunstancias, afirmando que en algunos entornos laborales se sustituye su uso por el mantenimiento de la distancia de seguridad de 2 metros. Pero afirman que en la exposición durante horas en interiores, esta distancia no es suficiente para evitar el contagio por aerosoles. 

Se pide al Gobierno que haga un control todavía mayor de aquellas mascarillas que no ofrecen una protección real. Además insisten en que es necesario concienciar a la población de que su «correcta colocación y ajuste son aspectos críticos». En la misiva, explican que «los defectos en el uso real de mascarillas están reduciendo su eficacia a menos de la mitad, lo que se traduce en una enorme cantidad de contagios que podrían evitarse»

Sustituir los límites de aforo por mediciones del nivel de CO2

Otro de los puntos que ven totalmente necesarios es la «implantación urgente y generalizada» de medidores de CO2. Insisten en que es totalmente imprescindible para saber el nivel de ventilación de un espacio cerrado. «Tiene un coste muy reducido y constituye una solución totalmente viable en cualquier actividad, pública o privada». Además recuerdan que siempre que sea posible se debería intentar fomentar actividades al aire libre, mantener abiertos parques y jardines o revisar el uso de terrazas con elementos cerrados que impidan la ventilación. 

Sobre el uso de estos medidores aseguran que tendrían que acabar sustituyendo a algunas medidas que ellos no ven totalmente necesarias como la limitación de aforos en bares, restaurantes, cines o teatros. «Las limitaciones de aforo tienen escasa justificación técnica y deberían sustituirse por criterios de salubridad efectiva del ambiente interior», por eso piden que se tenga más en cuenta el nivel de CO2 que señala a su vez el riesgo de contagio por aerosoles. 

Por último, consideran que no solo es necesario que se controle el nivel de ventilación de un espacio cerrado, sino que se ponga soluciones para su mejora. Y para ello, tendría un nivel fundamental la generalización del uso de filtros de alta eficiencia (HEPA) tanto a través de equipos autónomos como en los propios sistemas de ventilación. Argumentan que es la «única solución contrastada para la eliminación de aerosoles respiratorios».