Imagen de archivo de un bebé

Un bebé se asfixia en España mientras su centro sanitario está cerrado

El ambulatorio más cercano se encontraba a seis kilómetros de distancia

Un terrible acontecimiento ha tenido lugar en Villaverde del Río, Sevilla. Una familia ha vivido una situación de «angustia» cuando su bebé ha sufrido un cuadro de asfixia y no han podido llevarle a urgencias porque el centro médico local estaba cerrado y el más cercano se encontraba a seis kilómetros de distancia.

Un largo recorrido hasta Brenes, el municipio más próximo, que hubiera supuesto el fallecimiento del menor porque no lo hubiese aguantado. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ha sido la plataforma que reclama la Consejería de Salud y Familias quien ha compartido la terrible noticia y ha pedido que se restituya el servicio 24 horas de urgencias en el centro de salud de Villaverde del Río. 

Una situación llena de angustia

El pequeño ha sufrido un cuadro de asfixia al atragantarse mientras estaba jugando con un globo la tarde de este sábado, 24 de abril.

A pesar de que residen «a escasos 250 metros» del centro médico del municipio, los padres no han podido llevar al bebé allí porque este no cuenta con instalaciones de servicio de urgencias «desde hace un año» por la reorganización de servicios sanitarios que se ha realizado a causa de la pandemia de coronavirus y han vivido una situación extremadamente angustiante. 

«A las 15:00 horas se cierran las puertas del ambulatorio y no se abren más hasta el otro día, pero en el caso de los fines de semana se cierran el viernes y no se vuelven a abrir hasta el lunes», han lamentado desde la plataforma. 

«La atención médica más cercana se encontraba en Brenes, a seis kilómetros de distancia, y se trataba de un trayecto que el bebé no hubiera podido soportar». 

Parecía que todo iba a terminar con una tragedia, pero finalmente todo ha quedado en un susto. El pequeño ha sobrevivido gracias a la rápida actuación de unos vecinos que han podido hacer que expulsara el objeto que estaba obstruyendo sus vías respiratorias. 

Reclaman la reapertura del servicio de urgencias 24 horas

Aunque todo ha terminado bien, la plataforma ha pedido que se reabra el servicio de urgencias de Villaverde del Río destacando «el dolor y la angustia vivida por esta familia, una víctima más de los recortes en los servicios» de este municipio desde que estalló la pandemia hace más de doce meses.

Antonio, el padre del bebé, también ha hecho lo propio. Ha grabado un vídeo en directo este domingo, 25 de abril, frente a las puertas del ambulatorio y con él ha pedido que «no le ocurra a otra persona» la horrible situación que le tocó vivir con su hijo.

El hombre también se ha dirigido a Jesús Aguirre, el consejero de Salud, y le ha preguntado si le parece «lógico» tener que llevar a su hijo a seis kilómetros en lugar de al centro médico que tiene a 200 metros de su casa. «Señor Aguirre, a usted esto no le va a pasar nunca, seguro». 

Así, el padre del pequeño ha reclamado que al menos pongan a un médico de guardia. «No todo es coronavirus. Vamos a defender que también se puede morir de otras cosas». 

Antonio también ha destacado que no va a parar hasta que no pongan a un sanitario. «Esto es la gota que colma el vaso. Hoy podríamos haber estado en un tanatorio», ha lamentado.

Regina Serrano, la delegada territorial de la Consejería de Salud y Familias, no obstante, ha defendido que la «reorganización de la atención en los centros de asistencia primaria» está destinada a «garantizar circuitos diferenciados en los que se mantengan las distancias de seguridad entre consultas y, en el caso de que esto no sea posible, derivar dichas consultas a aquellos centros donde puedan diferenciarlos», pero siempre según las directrices del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.