Varios clientes con mascarilla en el interior de un bar

Pánico en una zona de Madrid otra vez por el virus: 'Es inexplicable'

Barajas se sitúa 90 puntos por encima de la incidencia sanitaria que reporta la media nacional

Si algo tienen las cifras reportadas de coronavirus es que no se las puede engañar, son las que son y plasman una realidad que por desgracia en algunos territorios es la única que hay. De hecho en algunas zonas de Madrid, como por ejemplo la de Barajas, los datos de incidencia acumulada continúan subiendo, y se ha pasado de los 288 a los 306. «Mucha gente se ha debido de saltar las restricciones, si no es inexplicable» comentaba Manuel a 'El Mundo' esperando su turno en un centro sanitario de la zona.

El ambulatorio de Barajas y la Alameda de Osuna son las dos áreas sanitarias que cubren este distrito y por tratarse de una zona conflictiva en cuanto a personas que llegan o se van, la situación continúa siendo crítica. De hecho, Barajas es el único lugar que supera los 300 puntos de incidencia, lo que llega a suponer la toma de medidas restrictivas en cuanto a movilidad.

Los contagios han aumentado de forma paulatina y son muchos los residentes que se han quejado de esta situación. «Mucha gente que trabaja en el aeropuerto reside en esta zona», comenta otro vecino. Según se advierte el censo local se comenta que alrededor de un 70% de los habitantes de Barajas están vinculados laboralmente con el Adolfo Suárez.

Los residentes no lo entienden

Otro de los habituales de la zona tiene un negocio de zapatos se muestra indignado porque cree que las locales no tienen la culpa de lo que ocurre en el aeropuerto, sobre todo porque si bien muchos de ellos se reportan en esa zona, lo cierto es que tiene consecuencias en empresas como la suya, ya que la «mayoría de establecimientos continúan cerrados»

«De unos 1.100 camareros están trabajando cerca de 180... Las tiendas igual, las chicas que trabajan en ellas llevan un año cobrando el ERTE. Lo que no entiendo es por qué hemos estado seis semanas confinados. No me entra en la cabeza. Y que pese a ello sigan subiendo los casos» relata el dueño de la zapatería.

Si bien la postura es de incomprensión por la mayoría de personas a las que se le pregunta, lo cierto es que también aseguran que resulta complicado controlar las restricciones de movilidad. Y es que en muchas ocasiones hay ciudadanos saltándose estas restricciones que solo se respetan si las fuerzas del orden entran en escena.

Según algunos miembros de las organizaciones de la ley, no hay constancia de ninguna actividad que pudiera ocasionar reuniones multitudinarias. Tampoco se encuentran en estas cifras los positivos que se registran dentro del aeropuerto, ya que en los informes epidemiológicos únicamente se contabilizan las zonas residenciales.

Una oveja negra

Esta parte de la comunidad rompe con la buena dinámica de la Comunidad de Madrid, que en su informe semanal reportó 215 casos por cada 100.000 habitantes. «En Barajas vive muy poca gente, es el distrito más pequeño de Madrid lejos del segundo menos habitado, a poco que haya un foco de contagios, como suele haber en otras zonas, destaca mucho más», comenta otro vecino, hecho que se verifica con la población de 50.000 habitantes censados.

A pesar de estas cifras no consideran que el movimiento migratorio aéreo tenga que ver con la subida de la incidencia, ya que «los turistas llegan a España con alguna prueba» comenta un residente.

«Aquí tenemos mucho tránsito de visitantes. Mismamente hace una semana, para Fitur, muchos se hospedaron en los hoteles de Barajas. Las ratios aquí son muy relevantes. A poco que haya un impacto en Ifema, donde sólo te miden la temperatura, nada de PCRs, aquí destacará mucho más que, por ejemplo, en Hortaleza, que tiene cuatro veces más población que nosotros. En otros distritos más grandes se diluye todo más» concluye este vecino de Barajas al medio citado.