Fotografia de un hospital saturado de enfermos de coronavirus

La parte de España que ya plantea un confinamiento total si no mejora la situación

Es ahora mismo la zona con una mayor incidencia acumulada

Los datos que siguen aportando día a día las comunidades y el ministerio de Sanidad sobre la pandemia siguen mostrando que las cosas no van bien. En las últimas jornadas, los casos han seguido creciendo en buena parte de nuestro país, y eso que todavía no se ha empezado a notar el efecto de los primeros días navideños. Esto ha disparado la incidencia acumulada, que ya llegado al nivel extremo en muchas comunidades, y los hospitales también empiezan a sentir nuevamente la presión. 

Pero hay sobre todo una parte de España que en los últimos días está centrando las miradas y está es sin duda la isla de Mallorca. La isla balear registra ahora mismo de los peores datos de todo el país y es que por eso que el gobierno autonómico no descarta que como vaya la evolución haya que optar por tomar la medida más extrema y que menos deseada por la población. 

Y es que ayer mismo lo confirmaba la consellera de Salut, Patricia Gómez. El ejecutivo balear tiene sobre la mesa pedir el confinamiento domiciliario en la isla al Gobierno, si la situación sigue empeorando. Saben que la evolución de la pandemia en Mallorca no es nada positivo, pese a las duras restricciones actuales, y que hay que tener preparadas todas las opciones. 

Como medida previa, se podría estudiar el cierre perimetral por municipios que se podría aprobar si estas medidas no son efectivas. Por eso, Gómez se emplazaba a dar un margen de tiempo para ver si las actuales funcionan. El gobierno balear tiene previsto hacer una evaluación el 11 de enero, pero viendo el panorama en la isla, todo se podría precipitar. 

Petición para Nochevieja: No salir de casa

Y mientras están a la espera de lo que pueda pasar en los próximos días, el gobierno hacía una petición expresa a los ciudadanos de Mallorca. Desde Salud, se pedía que eviten salir de casa durante la Nochevieja ante la previsión de que esto pueda producir más contagios. 

La recomendación para este último día del año es clara. Es necesario que se extremen los contactos y evitar cualquier tipo de festejo masivo en las próximas horas. Cualquier celebración que se quiera hacer debería limitarse al grupo de convivientes o a la burbuja social habitual. 

Es cierto que ya en la isla cuentan con unas restricciones muy duras para esta última noche del año. Aquí el toque de queda nocturno se ha mantenido a las diez de la noche y no se podrán reunir más de 6 personas. Además, hace pocos días se confirmaba el cierre de bares y restaurante a las 18, aunque con servicio a domicilio nocturno. 

Los datos que confirman la mala situación de Mallorca

Pero si Mallorca preocupa especialmente estos días es porque sus datos epidemiológicos se encuentran ahora mismo entre los peores del país. Solo hace falta mirar la actual incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes. Con 641,9 casos es el nivel más alto registrado en toda la pandemia. En la primera ola, con muchos menos tests que ahora, apenas se superaron los 100 y en el inicio de la segunda ola, a finales de agosto, los 370. 

Y también no hay duda de que los hospitales mallorquines vuelven a vivir una situación preocupante. Este miércoles se contabilizaban 321 pacientes ingresados, 77 en las UCI. Son cifras que superan el peor momento de la segunda ola en setiembre, con 270 hospitalizados en planta y 61 en la UCI. Y están cada vez más cerca de las cifras récord vividas en abril. En aquel mes, el día 4 llego a haber 519 personas en planta y dos días después, 88 en las ucis.