Primer plano de un kit para realizar la prueba pcr para el coronavirus

Aviso de las farmacias sobre los autotest de Covid que están a punto de llegar

Muchas ya han realizado el encargo a los fabricantes

A lo largo de los últimos meses de pandemia una de las grandes medidas que han defendido los expertos es que para controlar y frenar los contagios es necesaria una buena capacidad para hacer tests. Durante los primeros meses se extendió el uso de las pruebas PCR, que como sabemos, eran las más efectivas pero también las más caras, además de necesitar ser analizadas en un laboratorio, pudiendo tardar algunos días. 

Posteriormente, se introdujeron los llamados tests rápidos de antígenos. Estos muchos más baratos y dando resultado en 15 o 20 minutos agilizaron mucho los diagnósticos, aunque existe la duda de si son fiables para detectar asintomáticos. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Finalmente, hace unas semanas se hacía público que una empresa española distribuiría unos autotests de diagnóstico de la covid-19 en las farmacias españolas. Estos por fin, según confirmaba el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, aunque «en los próximos días» estén ya la venta no servirán para lo que muchos españoles piensan, para saber o no si actualmente se tiene el coronavirus

Ha sido la portavoz del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Ana López Casero la que ha querido recordar que «en el caso de un posible positivo hay que confirmar con una PCR». Así lo explicaba en un vídeo difundido por las agencias de prensa como Europa Press. 

López Casero aclaraba que en las farmacias lo que se encontraran los clientes son los primeros test de autodiagnóstico para la covid-19, pero que sirven para detectar si hemos generado anticuerpos contra el coronavirus. Un positivo no implica estar ahora mismo contagiado. Ha recordado que para este tipo de test se necesitará prescripción médica y que sus resultados «requieren siempre» la interpretación e intervención de un profesional sanitario.

A la espera de su próxima comercialización, explicaba que han preparado «una guía de actuación para todos los farmacéuticos españoles para una adecuada dispensación informada de este test». Esperan que con ella se pueda «resolver todas las dudas que tengan nuestros ciudadanos»

La portavoz del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos confirmaba que se está trabajando con el ministerio de Sanidad sobre el uso que habrá de estos tests. Se espera poder crear un protocolo de actuación «que sirva para apoyar y para colaborar con las autoridades sanitarias en el adecuado control y seguimiento de los datos». 

Satisfacción entre los farmacéuticos de Madrid, aunque con una queja

Por su parte, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) ha aplaudido la inmediata distribución de test rápidos de anticuerpos Covid-19 entre las farmacias de la comunidad. Y es que en Madrid se inició este mismo viernes por parte de la cooperativa de distribución de productos farmacéuticos Cofares.

Fuentes del COFM explicaban que era una demanda que venía de largo. «Es lo que estábamos pidiendo desde septiembre ante la demanda de la población, que se pudieran realizar y vender test en las oficinas de farmacia para poder controlar a los asintomáticos», aclaraban. 

Los primeros test que serán vendidos son los de la empresa suiza Primacovid. Estos funcionan de manera muy simple con un pequeño pinchazo para obtener sangre de la punta del dedo. Esperan que la próxima semana también se puedan empezar a comercializar los de la también compañía helvética Biosinex.

Lo que no comparten desde el colegio madrileño es que sea necesario una receta médica para poder adquirirlos. Piensan que contradice el principal objetivo de la venta y realización de tests en las farmacias, que es aliviar la saturación de los centros de salud y atención primaria. 

Este tipo de test de autodiagnóstico de anticuerpos cuentan con la aprobación europea para poder ser vendidos en España y en el resto de países de la unión. Aun así, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha creído conveniente pedir información complementaria a los fabricantes que será revisada conjuntamente con el Instituto de Salud Carlos III.