Sanitarios trasladando a un paciente con covid

‘Que nadie salga de casa en España en varias semanas’

El doctor César Carballo pide un último esfuerzo a todos los españoles para evitar la cuarta oleada

El doctor César Carballo ha lanzado un mensaje urgente a todos los españoles. «Nos quedan ocho semanas, sobre todo a la gente con factores de riesgo, mayores de 65 años, así que ahora es el momento de protegerse. Métanse en casa, solo les pedimos ocho semanas. Es un poco de sacrificio, pero dará mucho resultado».

Así habló el jefe de Urgencias del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, César Carballo, en su aparición en «La Sexta Noche» este fin de semana. El especialista ha pedido un último esfuerzo a los españoles, en momentos especialmente críticos. 

El doctor Carballo ha intervenido en el programa de La Sexta en un momento en el que se han vuelto a encender las alarmas en España, debido a un nuevo aumento de la incidencia. Apenas recuperados de la tercera ola, el repunte a las puertas de la Semana Santa acerca un poco más la cuarta ola, de la que los expertos llevan tiempo advirtiendo.

«Todas las luces de emergencia están en rojo», aseguró el doctor Carballo, «y eso que veníamos anunciando que venía una cuarta ola». Desde hace ya varios días, Sanidad viene advirtiendo de un cambio de tendencia, que podría empeorar en los próximos días cuando lleguen los datos del puente de San José y las fiestas ilegales de los últimos días.

Los expertos han notado un cansancio social cada vez mayor que lleva a una relajación de la disciplina. Este fin de semana ha sido especialmente conflictivo, por las polémicas imágenes de las aglomeraciones de turistas sin mascarilla y los botellones en la calle que ha causado una gran indignación entre los españoles.

Sanidad ha optado por no endurecer las restricciones en Semana Santa, pero en algunas zonas de la costa ya han experimentado un aumento notable de la población y empiezan a subir los casos. En Sanxenxo, Pontevedra, se ha decretado el cierre de los interiores de los bares y restaurantes por un repunte de casos positivos. 

El doctor Carballo ha recordado que mantener la estabilidad en las cifras es clave para afrontar el verano con mayor optimismo. La idea sigue siendo la misma: si se cumplen las restricciones a rajatabla y se evita la cuarta oleada, España entraría en el verano con unas perspectivas mucho mejores para levantar la mayoría de las restricciones.

Con la vacunación avanzando y los casos al mínimo, el país podría reactivar el turismo y permitir la movilidad, tanto en el interior del país como al extranjero. Algunas medidas sanitarias, como la mascarilla, tendrán que mantenerse aún durante varios meses, pero se podrá ir recuperando la vida normal con mucha más rapidez.

Pero para conseguirlo, los médicos piden reducir la movilidad al máximo al menos algunas semanas más. El doctor Carballo calcula que ocho semanas, es decir, dos meses. En este tiempo habría que evitar los desplazamientos innecesarios y sacrificar las vacaciones de Semana Santa. Además, ha puesto el acento en las vacunas.

El doctor ha pedido a los españoles que confíen en todas las vacunas y que acudan a vacunarse cuando sean citados: «No esperen otras vacunas, por favor, porque los problemas los vamos a tener hoy». Con el tiempo llegarán otras vacunas, como la española, que el doctor Carballo ha dicho que «será la que erradique el virus».

Pero según el experto, no podemos esperar a que lleguen vacunas mejores, «hay que vacunarse ya. No podemos esperar a diciembre o enero del año que viene, aunque vaya a ser una vacuna fantástica, porque los problemas los estamos teniendo ahora, la cuarta ola la vamos a sufrir ahora, la gente va a ingresar y va a morir ahora».

Cómo será la cuarta ola

Precisamente sobre la cuarta ola, los expertos creen que va a ser menor que la tercera, porque ya se han vacunado los mayores en residencias, y está a punto de concluir la vacunación de los mayores de 80 años. Pero siguen existiendo riesgos, como la circulación de las nuevas variantes más contagiosas, que han demostrado que pueden provocar brotes letales, y el hecho de que aún no se han vacunado los mayores de 65 años.

En España, la media de edad de los ingresados en la UCI es de 63 años, y la mayoría de ellos aún no se han vacunado. Esto significa que sigue habiendo una parte de la población expuesta a las nuevas variantes más contagiosas. Y además, una nueva oleada de ingresos hospitalarios sería un nuevo golpe a un sistema sanitario agotado. 

En el horizonte está el 9 de mayo, cuando finaliza el estado de alarma en España. ¿Qué sucederá después? Hay dos escenarios. Uno optimista, con la apertura de fronteras y el levantamiento de las restricciones para vivir un verano normal. Y una pesimista, con los efectos de la cuarta ola aún candentes, que obligaría a retrasar esa vuelta a la normalidad. El doctor Carballo lo tiene claro. Aguantar ocho semanas más. No queda otra.